Los Bomberos Voluntarios de Argentina realizaron un "abrazo simbólico" al Congreso Nacional en repudio al ajuste impulsado por el gobierno de Mauricio Macri, hacia el sector y para alertar sobre la continuidad de sus servicios. Denunciaron que la policía impidió que los manifestantes "completen la vuelta" al edificio.

Los encargados de la seguridad siniestral de todo el país desembarcaron en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para denunciar recortes del 40% de su presupuesto y para exigir que les paguen los subsidios que les corresponde y que no se modifique la Ley 25.054. 

Para ello realizaron un "abrazo simbólico" al Palacio Legislativo pero denunciaron dificultades para "completar la vuelta" debido a la intervención de la policía. 

Los bomberos vestidos con la ropa de trabajo, rodearon varias cuadras del edificio, colocaron banderas y entre aplausos y sirenas manifestaron su preocupación y alerta por la continuidad del servicio público. Además, exigieron el pago urgente de los subsidios que les corresponden.

El 16 de julio, en conversación con Diagonales, el presidente del Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina, Carlos Alfonso, explicó que Macri en lo que va del 2018, aplicó "un recorte del 40%" a pesar que el dinero de los Bomberos "no es un gasto público porque no proviene de la recaudación de impuestos" por lo que "se declaró en sistema de alerta todo el sistema nacional de bomberos voluntarios". En consecuencia alertó: "esto puede ocasionar la merma o sufrir graves problemas al no poder prestar el servicio".