La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) convocó para el miércoles 25 de julio desde las 10 horas a un abrazo al Hospital San Martín de La Plata en el marco de un paro por 24 horas, para repudiar el “ajuste” impulsado por los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal y la “falta de presupuesto” para la Salud Pública  a la que consideraron "en terapia intensiva".

Al respecto, el médico de ese nosocomio y además, secretario Gremial de CICOP, Pablo Maciel, consideró que la salud pública “vive una profundización de las políticas de desfinanciamiento” y “empeoramiento de las condiciones laborales y de asistencia”. Por lo que realizarán un paro el próximo miércoles y una medida simbólica en el edificio ubicado en la calle 1 y 70. A la vez que se lamentó porque “el ajuste y la falta de presupuesto es una realidad que lamentablemente atraviesa al grueso de los hospitales de la provincia”.

Maciel denunció el proyecto de Cobertura Universal de Salud (CUS) y cuestionó la creación de la Red Pública de Salud del Área Metropolitana (Red AMBA) impulsado por la gestión de Vidal porque “estas políticas buscan desfinanciar el subsector público para derivar fondos al subsector privado y empeoran aún más la flexibilización laboral y las condiciones laborales”.

Respecto de la situación particular que atraviesa el Hospital San Martín, el trabajador de la salud recordó que en mayo se cerró la sala de recuperación y nutrición del sector de Neonatología por las filtraciones y las inundaciones que se produjeron a raíz de las lluvias.

Maciel contó que en marzo, los trabajadores del Hospital Rossi tuvieron que realizar una cirugía con la luz de las linternas de los teléfonos celulares porque se había cortado el suministro eléctrico y que la misma situación se vivió en el Hospital de Niños.

En ese sentido, relató que “todos los días hay listas quirúrgicas interminables; meses de espera para turnos de todo tipo; quirófanos cerrados por falta de mantenimiento; guardias colapsadas y con espera de más de dos horas; falta de insumos; calderas rotas en pleno invierno; residentes sin aportes jubilatorios y con jornadas laborales de más de 80 horas semanales; profesionales becados que siguen sin pasar a planta permanente y salarios que se encuentran debajo de las necesidades y la lista sigue”.

Frente a ese panorama, el secretario adjunto de CICOP consideró que “la salud pública en la provincia está en terapia intensiva” e invitó a la comunidad a participar del abrazo a la institución: “convocamos a trabajadores y trabajadoras, usuarios, familiares y a toda la comunidad a acercarse y participar del abrazo al Hospital; y a luchar juntos por una salud pública gratuita y de calidad”.