Esta fue una semana complicada para los trabajadores del Astillero Río Santiago y para sus directivos que casi terminan a las trompadas por un conflicto de intereses que se gestó a partir del apoyo de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (FeMPINRA) al Proyecto de Ley de Marina Mercante que presentó un diputado en el Congreso Nacional el año pasado y que generó el repudio por parte de los trabajadores.

Los mismos se congregaron el martes en el Astillero porque sabían que se trataría el proyecto del diputado del bloque Justicialista, Gustavo Martínez Campos y que consideran que no es conveniente para sus intereses. En ese momento se realizó una asamblea y luego se prodjeron cruces verbales que casi pasan a mayores.

El descontento es grande según los trabajadores que notan un gran desmanejo y falta de conducción gremial y en la administración, que deriva en problemas, en un lugar de la embergadura de uno de los astilleros más grandes de Latinoamérica. Además informaron que hubo una asamblea general no hace mucho donde se criticó que no fue participativa y que no dejaron hablar a nadie por lo que la gente comenzó a irse.

De acuerdo a lo que contó una fuente presente en el lugar a este portal, la situación se complicó cuando el presidente del Astillero Río Santiago, Ernesto Gáspari salió del edificio a "hacerse el áspero" y los trabajadores entraron en cólera. La situación se volvió densa y casi se llega a las trompadas y para poder desarmar el conflicto, tuvieron que introducir nuevamente en el edificio de Dirección al Presidente.

Más de 500 trabajadores se movilizaron por el interior de la fábrica para repudiar el tratamiento del proyecto en el Congreso por considerar que la misma regula la Marina Mercante y la Industria Naval en beneficio de los armadores y astillero privados. 

La medida de fuerza resultó en una Asamblea en la que se dialogó sobre la ley y si la misma beneficia o perjudica al Astillero y culminó con una convocatoria por parte del gremio a movilizar a través de whatsapp y mensajes de texto. Además decidieron, un tanto enojados exigirle a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Ensenada que llame a una Asamblea General y que vuelva a poner en estado parlamentario las leyes de Fodin y Reserva de Carga. Además exigen mayor participación en la Asamblea General y que se pueda debatir como siempre se hizo en esos ámbitos y criticaron que en la última sólo tomó la palabra el Secretario General de ATE Ensenada, Francisco "Pancho" Banegas.

En el mismo contexto de conflictividad, perdió la lista oficialista en las elecciones de la Comisión del personal Superior en una elección inesperada para el gremio conducido por Francisco Banegas. La lista Celeste y Blanca ganó la Comisión de la Asociación Personal Superior Jerárquico (APSJA) por 137 a 117 votos.

Así, termina una semana complicada para los trabajadores del Astillero Río Santiago que se encuentran a la espera de directiva de sus representantes sindicales y los encuentra reclamando mayor participación y un mejor manejo que se plasme en una mejor conducción gremial y administrativa del Astillero.