A un año y medio de gobierno de Mauricio Macri, un estudio del Centro Atenea alertó contra la reconfiguración del mercado laboral que se muestra "cada vez más precarizado, con trabajadores sin representación sindical y menor poder de negociación". Según los datos difundidos, entre diciembre de 2015 y febrero de 2017 cayó el trabajo en blanco en el sector privado y creció el monotributo y el empleo público. 

En la gran categoría de trabajadores formales, se registró un aumento de 86.256 monotributistas independientes y de 34.226 empleados del Estado. En cambio, en el mismo periodo, el trabajo en blanco del sector privado que involucra a un total de 6.185.395 empleados perdió 37.025 puestos de trabajo. 

La pérdida del 0,6% de empleos del sector privado genera la mayor preocupación ya que "estos puestos son los que presentan mejores condiciones en términos de estabilidad de contratación, protección social, cobertura de salud, acceso a derechos como la indemnización, licencias, jornada de trabajo, etc", expresaron desde el Centro de estudios. Por el contrario, las modalidades de ocupación más precarias, como los monotributistas, no gozan de todos estos derechos y si bien algunos brindan servicios de forma independiente como una consultoría, muchos caen bajo una relación de dependencia precarizada encubierta.

Desde Atenea también precisaron que desde el año 2012 hasta el 2015 se observó un crecimiento constante de los trabajadores formales en general "La modalidad monotributo en particular tuvo diferentes picos, pero nunca reemplazó la evolución del sector privado". 

Si bien entre diciembre de 2015 y febrero de 2017 el total de trabajadores registrados evidenció una pequeña suba del 1%, "este incremento está maquillado por las modalidades de contratación más precarias", apuntaron.