En el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, a pesar de que la Ministra Ortiz emitió la orden de disolverla, se está desarrollando una asamblea liderada por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) para pedir la reincorporación de nueve trabajadores despedidos además de continuar con su pedido de "pase a planta de los compañeros precarizados".

La cartera de Salud de la Provincia de Buenos Aires que conduce la Ministra Zulma Ortiz, un poco por la gestión anterior, y otro tanto por la falta de acción, el desinterés por las políticas públicas y "la mano dura", es la más problemática de la gestión de María Eugenia Vidal. Con continuos paros del CICOP; con los Intendentes enojados porque tienen que hacerse cargo solos de la salud; con hospitales sin insumos, ni médicos y que se caen a pedazos; ahora también con cierre de programas y despido de personal.

Diagonales conversó con la referente de ATE en el área de Salud, Carolina Dagostino que explicó que "despidieron a 9 compañeros de los cuales, cuatro pertencen al programa Resapro y cinco, al SUMAR" y por eso decidieron conformar esta asamblea, para pedir que se los reincorpore.

Además, la representante de los trabajadores contó que "hace mucho que venimos peleando de manera conjunta para el pase a planta de los compañeros que están precarizados porque hace 3, 5, 6, 8 años que vienne trabajando en estos programas con contratos que son por un tiempo y se los van renovando".

Luego, Dagostino detalló que era de público conocimiento que el 30 de septiembre se venceràn alrededor de 38 contratos, por eso "veníamos conversando con la gestión la posibilidad de que, en un pase a planta, se los renueven".

En esa línea, contó que las autoridades "primero nos dijeron que sí, que la continuidad de los programas estaba asegurado" y les plantearon que "se les asigne un aumento porque vienen cobrando lo mismo que desde enero del año pasado".

Pero sorpresivamente, "el martes les llegó un mail a algunos compañeros contándoles que les iban a emendar el contrato, pero otros no lo recibieron y cuando los trabajadores del programa Resapro fueron a averiguar, les explican que los que no han recibido el correo es porque están despedidos". Y además remarcaron que "es una forma de aleccionar", contó Dagostino.

En consecuencia, los trabajadores no se quedaron quietos, y ayer se reunieron con el Subsecretario de Administración y Gestión de los Recursos, Gustavo Reija, quien les confirmó que "los contratos que se terminan en diciembre, no serán renovados y que el programa va a desaparecer", y Dagositino señaló que con el cierre del programa, "van a quedar en la calle cerca de 65 compañeros".

En ese contexto, decidieron convocar hoy a las 10 de la mañana en el edificio del Ministerio de Slaud una asamblea y en el encuentro de ayer, Reija les adviritó que "por orden de la Ministra mandarán personal policial del ministrio a desarticular la asamblea".

Sin embargo, Dagostino aseguró que "el único modo en el que disolveríamos la asamblea es si nos aseguran que estos compañeros sean nuevamente contratados y con miras del paso a Planta permanente de los precarizados".