Una situación por demás particular se dio en Guaminí. El intendente de la ciudad, Néstor Álvarez decidió presentar su renuncia indeblinable a su cargo, ya que pretende asumir como asesor de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires. Fue luego de que desde el Concejo Deliberante rechazarán su pedido de licencia. 

La decisión de Álvarez se elevó luego de que el Concejo Deliberante rechazara su pedido original que consistía en una licencia por seis meses que iba desde el 3 de septiembre próximo hasta el último día hábil de febrero de 2019. 

Cabe señalar que en el concejo deliberante la votación terminó empatada con seis votos a favor del oficialismo contra otros tantos en contra de los bloques de Cambiemos y Unión Vecinal. Es por esto que la definición quedó en manos de la titular del cuerpo, Elisa Salar (Cambiemos), quien decidió no dar su aval a la solicitud de Álvarez de dejar su cargo por un semestre.

El Concejo Deliberante recibió la renuncia del intendente pero aún no le dio tratamiento. Dispuso un cuarto intermedio hasta el próximo lunes, a las 8, hora en que Álvarez debe presentarse a la Defensoría del Pueblo a cargo de Guido Lorenzino para asumir su nuevo cargo.