A un mes de la explosión de la escuela de Moreno que se cobró dos vidas, este mediodía aparentemente por un cortocircuito en un baño de la planta baja se desató un incendio en la escuela pública primaria Pte. Dr. Arturo Humberto Illia en el que dos auxiliares y dos estudiantes resultaron hospitalizados. Según relató la mamá de un estudiante, "no hay matafuegos y no hay detectores de humo" por lo que fue una "locura encontrar a mi hijo". Desde el Frente de Izquierda exigieron una reunión con la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña.

Los directivos de la institución vienen denunciando la falta de matafuegos y alarma de incendio. Con ese faltante, cuando el director del establecimiento detectó el fuego, recorrió el edificio ubicado en Rivadavia 6065,(barrio de Caballito) al grito de "¡salgan, salgan!". Sin un plan de evacuación adecuado, los niños y docentes del turno mañana que ya estaban próximos a terminar la jornada, salieron corriendo de la escuela tapándose la cara con manos y abrigos. Algunos padres que ya estaban esperando la salida de sus hijos, comenzaron a ayudar desesperados.

Diagonales conversó con  la mamá de un estudiante de quinto grado de la Escuela 4 del distrito 7, quien contó que "en la locura de encontrar a mi hijo, veo al Director (Luis)con una de esas alarmas que son como un spray con una corneta" contó preocupada porque "no hay matafuegos y no hay detectores de humo".  

Paralelamente, la bibliotecaria de la institución, Dana Magnoni, contó al portal local Nueva Ciudad que "si realmente fue un tema de cortocircuito, es un problema del edificio, que nunca lo vienen a ver" y alertó que el establecimiento se inunda con frecuencia por lo que las instalaciones eléctricas podrían estar afectadas.

Producto de este accidente, "hay dos nenas con principio de asfixia y ahora están esperando los resultados de los análisis en el Hospital Durand para ver si pueden volver a sus casas", contó la madre consultada por Diagonales. Según informaron desde la escuela, hay dos trabajadores auxiliares en el Hospital Piñero por tragar humo.

La mujer contó que el año pasado denunció problemas edilicios en la primaria porque "los techos se venían abajo, lo arreglaron así nomas y así estamos". También informó que en menos de dos semanas hubo tres amenazas de bomba, una de ellas fue el lunes por lo que expresó: "quiero que se resuelva porque puede pasar cualquier cosa".

La madre responsabilizó a "la persona que tiene a cargo la educación de la Ciudad" en alusión a Soledad Acuña y concluyó: "Larreta es el Jefe de Gobierno, es el que tiene que tomar cartas sobre el asunto, no se puede vivir así, el colegio tiene que ser un lugar seguro".

El legislador porteño por el Frente de Izquierda, Gabriel Solano, sentenció que "la crisis edilicia en la educación pública de la Ciudad es terminal" y anticipó a Diagonales que "estoy presentando en la Legislatura un pedido de informes al Ejecutivo por lo sucedido en la escuela 4 del distrito 7".

 

Además, detalló que "en nuestro mapa sobre la crisis de infraestructura escolar tenemos más de 130 denuncias de colegios con distintos tipos de de situaciones de crisis", resaltó que "muchas son graves" y adelantó que "le hemos pedido una reunión a la ministra Acuña que aun no nos ha contestado"