La carne volverá a subir, esta vez un 5% y según informaron desde la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra) se debe a la recomposición salarial que lograron los trabajadores del sector que ronda el 42% interanual.

Daniel Urcía, presidente de Fifra contó que "las empresas tienen que hacer frente a un incremento salarial retroactivo del orden del 27% y por supuesto sin garantías de que el acuerdo llegue al término previsto, el 31 de marzo del año próximo". Sobre los aumentos en el sector añadió que "la reapertura de la paritaria de la industria de la carne, aunque desde la Jefatura de Gabinete se diga otra cosa, culminará con un aumento salarial interanual de 42% a partir del julio último".

A través de un comunicado, el titular de Fifra confirmó los aumentos en el valor de la carne "esta situación traerá como consecuencia un incremento en el precio final de la carne en el orden de un 5%, debido a que la industria y los operadores comerciales no están en condiciones de absorber nuevos aumentos".

El aumento en los combustibles, los servicios, y las Tasas del Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria), hacen según Urcía que aumenten los productos y señaló que "la presión impositiva en general también influye en el encarecimiento del producto".