Los domingos al mediodía en la ciudad de La Plata no solo son del almuerzo y las reuniones familiares, también son de Jaque y Mate, el programa de entrevistas emitido desde hace casi tres años en el Canal Somos La Plata que se ganó un lugar especial en todos los hogares y en la previa de su programa número 100, Martín Postiglione y Damián Zárate pasaron por la sección “Intimo” de Diagonales para comentar las sensaciones de llegar al centenario de historias y revivir el recorrido.

“El enano y el Gordo”, detallaron cómo se formó esta dupla que se conoció gracias a la radio, la idea de hacer el programa, las sensaciones del primer programa con el Chino Benítez, los diferentes entrevistados donde iniciaron con deportistas y terminaron charlando con Pepe Mujica en Uruguay, las conmociones de los protagonistas. Remarcaron la poca difusión que le dan los medios de La Plata y el sueño que tienen de instalarse en un canal de aire de Capital Federal.

A su vez, manifestaron lo difícil que se le hace en este contexto económico hacer el producto independiente y sufrieron en carne propia la medicina que aplican para hacer emocionar a los invitados, los vídeos de personas allegadas.

Antes de hablar del programa, ¿dónde nace esta dupla?

-Nos conocimos gracias al periodismo, cuando ambos cubríamos la Liga Amateur Platense en el año 2001 y nos cruzábamos en la cancha, pero laburábamos para dos medios diferentes y había un poco de pica entre ambos. Yo (Damián) tenía 16 años hacía trasmisión en vivo del partido más importante de la fecha y Martín con 21 años, tenía un programa que resumía la fecha. Pero nosotros siempre tuvimos buena onda. En el 2005, en Radio Universidad (AM 1390), comenzamos a frecuentar con más intensidad cuando se armó el equipo de trabajo para formar “Universidad Deportiva, La Tira” donde estaban Francisco Pancho Stella, Pablo Gravellone, Nahuel Espinoza, entre otros. En ese proyecto, además de laburar nos divertíamos. De ahí nos fuimos acercando y construyendo una amistad. Así fue el camino de la amistad de esta dupla.


Martín, la idea de hacer Jaque y Mate te surgió a vos, ¿tuvieron la chance de encarar otro proyecto antes?

M: -No, pero siempre le decía a Dami mitad en chiste y mitad en serio, que teníamos que hacer un programa de Tele juntos, ya habíamos trabajado en Mesa de Deportes (Somos La Plata) donde hacíamos cada uno una columna, aunque él luego se alejó y yo seguí en contacto con la tele, donde luego pase a conducir el programa de Somos Deportes. Con los años, me acuerdo que un día en Radio Provincia, hablando con mi compañero Leandro Colautti, le comenté que tenía ganas de hacer un programa de TV, entre dos personas, con un invitado, pero que sea divertido y que jueguen haciendo una pregunta, con una ruleta, un naipe de cartas para dar vueltas, un cubo. Era hacer algo diferente. En mi cabeza quedó dando vueltas, pero sí sabía que necesitaba una persona que sea contrapuesto en muchas cosas, en estilo, en manera de vestirse, de hablar, para hacer una mezcla entre todo y ahí lo llamé a Damián.

¿Cómo fue ese llamado para vos Damián?

D: -No me olvido más, fue en enero del 2016, yo estaba con mis primas, las mellis y me ahijada, mirando una película y recibo un llamado de “Postiglia” –así lo tengo agendado yo- y me comenta la idea y yo ese día tuve una mirada más incrédula, de pausa, pero el proyecto me entusiasmó, aunque pedí que antes nos juntaramos porque no sabía que quería. Y en la primera charla, donde estábamos maquetando todo, surge el nombre de Miguel Arena (publicista), para que se encargue de las publicidades, porque no sabíamos por dónde arrancar. Nos juntamos en mi departamento los tres, Martin ya se había juntado con Rafael Gamarra (Encargado de las cámaras y la técnica) y de esa primera juntada se nos ocurre un cubo para que los entrevistados jueguen y que en cada cara tenga una palabra. Y ahí empezamos a tirar palabras para que los protagonistas puedan jugar. De esa juntada quedó armado, el grupo y el cubo, fue increíble.

Con todo semi armado, ¿cuándo decidieron quien iba a ser el primer entrevistado?

M:- Lo decidí yo y por una amistad que tengo con Leandro Benítez, grabamos con él. El canal nos había pedido hacer un programa, para analizarlo para ver si iba al aire, su idea era probarnos uno o dos meses, por eso busqué una persona que tenga una relación y nos haga sentir cómodos. Sin embargo, el Chino terminó siendo el cuarto y el primero fue Nelson Vivas, por ese entonces técnico de Estudiantes.


¿Qué anécdota se acuerdan de ese primer día de grabación?

M: -Yo recuerdo dos, cuando sale el programa al aire varias personas me dijeron “la persona que está al lado tuyo es un cebador de mate”, era el primer programa de Dami y luego se relajó (risas). Luego la otra es que finalizó el programa, nos fuimos contentos, pero cuando llegó el momento de verla en el último bloque, donde nos pusimos a patear al arco en el fondo habíamos dejado todo tirado, las sillas, la mesa, los regalos, los bolsos y no había manera de editarlo porque la cámara enfocaba. Era una desprolijidad tremenda, hoy nos reímos.

D: -Yo me acuerdo que Posti me consiguió una camisa verde para mí, me la pruebo y era una camisa al cuerpo, hasta el día de hoy yo no sé cómo no le saque un ojo al Chino Benítez (risas). Yo estaba tenso porque hacía mucho que no hacía tele, pero también por la camisa.

Pasan los programas, ¿Cuándo se dieron cuenta que iba a crecer?

-Es difícil, pero el programa arrancó con suerte porque tuvo repercusiones desde el primer día, porque el primero en salir al aire fue Nelson Vivas el primero de mayo de 2016 y habló de la enfermedad del padre, de la Selección Argentina, de los cruces que había tenido con Gustavo Alfaro y nos levantó La Nación, Olé y TyC Sports. Al siguiente programa con Lucas Litch, que habló de la relación con la barrabrava, nos levantó Fox Sports. Pero creo que creció a partir de una charla que tuvimos. Íbamos por 25 y 528, pasando por el Estadio Ciudad de La Plata y dijimos “nos animamos hacer un programa acá”. Ahí lo llamé al Turco Sejem y me dio el Ok. Cuando hicimos ahí a Rodrigo Braña adentro de la cancha fue increíble y de ahí seguimos creciendo. Walter Grasso nos ayudó a traer a Carlos Bilardo, luego vino Goycochea y sumábamos personalidades, programa a programa fue evolucionando continuamente.

¿Son una dupla de hermanos reconocida en el periodismo?

-Si, porque nos sorprendió lo del producto con la gente, porque te demuestra que nuestro programa que crece día a día. Nos pasa de estar comiendo y te dicen “Aguante Jaque y Mate” o “La próxima nota ¿Cuál es?, me hicieron llorar, me hicieron reír”. Ojalá podamos seguir creciendo, porque esto va así por una cuestión de amistad, de tirar los dos para el mismo lado, porque cada uno buscamos potenciar uno al otro. Es clave también el grupo de trabajo que nos acompaña y que podamos ser un ejemplo para los que recién arrancan.

Casi 100 programas, ¿se sienten pocos reconocidos por los medios de la ciudad de La Plata?

M: -Sí. Yo noto el reconocimiento cara a cara de parte de mucha gente, pero tal vez lo que no se reconoce y que me gustaría es que se valore es lo que genera Jaque y Mate, lo que producen las entrevistas en la gente. A muchos les cuesta reconocer que este producto fue creciendo y a mí me encantaría que lo reconozcan, pero duermo tranquilo.

D:- Desde mi punto de vista me parece que reconocer victorias ajenas, cuesta. Cuando hemos instalado algunos temas, de casualidad porque no es el fin del programa, me jode que los medios miren para otro lado. Encontramos más repercusión en medios de Capital Federal que en los de La Plata. Pero bueno, yo trabajo en Radio hace tiempo y resalto lo que hacen los demás

Nombraron en más de una ocasión Capital Federal, ¿Qué falta para pegar el salto hasta allá?

-Creo que falta un poco más de paciencia de nosotros y suerte, como todo en la vida. Ahora, analizándolo, es un producto que tranquilamente podría dar el salto y tenemos ganas, porque nos llena de orgullo esto y si no fuera por una cuestión económica tal vez estaríamos mejor. Además, sentimos que la gente y los entrevistados también nos dicen que este es un programa para estar en Buenos Aires. Nos falta la varita mágica y el tipo que apueste por nosotros.

"Los entrevistados nos dicen que este es un programa para estar en Buenos Aires. Nos falta la varita mágica  y el tipo que apueste por nosotros" 

Teniendo en cuenta que son un medio independiente y el contexto del país, ¿se complica con la situación de la Argentina poder llevar a cabo el producto?

M: -Sí, todos los años gastamos más y son cosas que vos no podés controlar. Es más, este año casi estuvo caído por lo económico. A mí  me preocupa todos los días de mi vida, que por la plata no podamos hacer más Jaque y Mate. Me asusta que un día nos tengamos que mirar a los ojos y decir hasta acá llegamos.

"Me preocupa todos los días de mi vida  que por la plata no podamos hacer más Jaque y Mate"

D:- Sin dudas me preocupa. Al ser independiente vivís de la publicidad y en algunos casos son amigos que te dan un mano o que se acercaron por ver el programa, y te comenta cómo está la situación y todos van empeorando.

¿Son unos afortunados de este momento del periodismo de poder disfrutar del producto?

M: -Sí, pero no. Porque vos la tenes que ir a buscar, es como un centro en el fútbol, lo tiran y lo tenes que buscar para hacer el gol, no te va a llegar servido. Nosotros nos tiramos a la pileta por un producto que no había mucha confianza, lo intentamos hacer crecer a nuestra forma, que podría haber sido equivocada pero no lo fue así. Por el otro lado, es un privilegio en este momento del periodismo, donde todo está tan difícil, donde se tiene que dar muchas cosas para estar al aire.

D:-Hacer algo que te gusta te hace sentir afortunado, porque para mí lo más importante de Jaque y Mate, es el momento que hacemos el programa, porque la pasamos bien durante la grabación, nosotros, los invitados, los que están detrás de cámara, los que pasa, se genera como una atmósfera de placer. La gran riqueza de Jaque y Mate es lo emocional, desde la previa con el trabajo hasta el final de la grabación. Después por donde sale es un valor agregado.

"La gran riqueza de Jaque y Mate es lo emocional"


Hablaron de disfrutar y emociones; y los televidentes sienten lo mismo del otro lado de la tele, ¿cuál fue el mensaje de las personas por redes sociales que más los conmovió?

M:- A mí en lo personal me pasó con una persona de La Pampa que me escribió y me comentó que se prendió con la entrevista de Facundo Oreja y se hizo fanático a tal punto que tiene los padres separados y al programa de la Mole Moli los vio dos veces, una vez con su papá y otra con su mamá. Y en lo emocional me pasó algo increíble, a la vuelta de la casa de mi vieja vive una chica que está en silla de ruedas y los otros días fui a la verdulería con uno de mis hijos y me la cruzo a la madre y me dijo: “Vení que Fernanda, te quiere decir algo a vos”. Entré a la casa y estaba ella y la mamá me dice que ella no se animaba pero que se quería sacar una foto conmigo, porque muchas veces se emocionaban mirando el programa que nosotros hacemos. Eso me tocó porque uno no se da cuenta hasta donde está llegando y lo que podes llegar a producir en una familia.

D: -Es difícil, pero a mí me sorprendió un chico de alrededor de 30 años que mandó un mensaje largo a la cuenta de Facebook de Jaque y Mate, diciendo que había un pésimo momento anímicamente y que las historias que contábamos, lo habían reconciliado con la vida. Eso fue tremendo, porque que a través de la entrevista puedas intervenir en la vida de una persona es increíble.

"Que a  través de una entrevista puedas intervenir en la vida de una persona es increíble"


Más de 20 escenografías utilizaron en estos 100 programas, ¿xuál de todas les gusta más?

M:- Es difícil esa, hay muchas lindas. A mí me gusta el Estadio Ciudad de La Plata, pero por lo que generó grabar ahí para el programa.

D:-Yo la voy a patear para afuera, porque a mi gusta mucho cuando en la cabeza no tenemos el set de grabación. Cuando llegas al lugar, no sabes dónde vas a grabarlo y tenes que buscarlo, que nos pasó en Córdoba, Mar del Plata, Chile grabando en la cancha de Unión Española o en Uruguay donde grabamos en cuatro lugares diferentes con Arévalo Ríos, Chino Recoba, Pepe Mujica y Leo Ramos. A mí siempre dame esa odisea.

¿Un lugar donde les gustaría grabar?

M: -En el Luna Park. Porque yo tenía un ídolo que lo seguía a todos lados que era Rodrigo y cuando el cantaba lo fui a ver tres noches seguidas ahí. Cada vez que entro al Luna algo me moviliza, porque me acuerdo de cuando era pibe, siento la emoción y la adrenalina.

D: -Me gustaría mucho hacer una nota dentro de la cárcel y lo hablamos cuando estaba Pato Fontanet o la Hiena Barrios. Sería cumplir la función donde a veces los medios no llegan y mostrar otra realidad para concientizar.

En los 99 programas tienen: técnicos de fútbol y hockey, jugadores de fútbol, rugby, tenís y de básquet, músicos, actores, boxeadores, periodistas, un Intendente, un filósofo, un nadador, un psicoanalista, un árbitro, un utilero y la más importante, un Presidente. ¿Se dan cuenta de lo que han logrado?

M: -No me doy cuenta lo que logramos, porque sigo pensando que podemos lograr mucho más, yo cuando miro para atrás busqué lograr algo importante y hoy cuando veo el arranque de Jaque y Mate, la producción, el programa y todo lo que le ponemos, digo buenísimo logramos muchísimo, pero tenemos que ir por mucho más.

D: -Me alegra mucho todo lo que hemos construido, ladrillo a ladrillo, por decirlo de una manera como decimos en una publicidad del programa (risas). Me gusta el hecho de ver que el producto tiene cosas realizadas con mucho profesionalismo y tiene cosas realizadas a la vuelta de tu casa, esa mixtura a mí me encanta. Además, disfruto mucho de las sorpresas, a la hora de hacer la entrevista o los videos que llegan, que son importantes.

Ustedes sorprenden con vídeos de familiares, amigos o personas vinculadas con su vida a los protagonistas, ¿Se animan a la sorpresa de Diagonales?


Martín con los papás (René y Casilda): -No puedo hablar, es muy fuerte (emocionado). Yo vivo por ellos y por mis hijos. Siempre me pongo a pensar y me preguntó ¿Que será de mi vida cuando yo vaya a la casa de mis viejos y no estén ellos?, pero es la ley de la vida y tenes que seguir para adelante.

Martín: "Yo vivo por mis viejos y por mis hijos"

Martín al ver los hijos (Bautista y Juana) : -No puedo hablar, ya lo dije, son todo en mi vida. Pero a veces me pongo a ver los programas veo que los nombro siempre y a veces pienso y me digo “me sobre exijo para ser papá y por eso los nombro siempre”. Yo los veo a ellos y me veo yo. Bauty, hizo el vídeo con un conjunto de fútbol donde juega al fútbol, vive hablando de la pelota y mira el programa casi siempre cuando hacemos un entrevistado de deportes. Y Juanita, es Martín en nena, por lo inquieta, molesta. Por eso cuando los ví me agarró un calor en cuerpo.

Damián, con sus primas (Lucia, Lara y Pilar): -Es bravo hablar cuando miras esto (emocionado). Este video es lo máximo porque es una relación más fuerte que la de primos, porque ellas son más chicas que yo, y con la más grande, mi ahijada, tengo una relación extraordinaria donde viajamos juntos a Europa. Yo cuando estoy con ellas es el momento donde me puedo distender y me relajo.

Damián con los papás (Andrea y Roberto): Desde muy pibe ellos deben haber advertido mi pasión por esto, porque nunca me exigieron y me dijeron dale hace otra cosa o me apuraron para terminar la carrera. Hoy tengo 34 y en esta profesión que es inestable, que tus viejos te banquen mientras vos buscas es increíble. Ahora se me viene a la cabeza, las veces que me acompañaban, por ejemplo, mi papá me llevaba a relatar Estrella de Berisso o a Etcheverry.

Damián sobre sus padres: "En esta profesión que es inestable, que tus viejos te banquen mientras vos buscas es increíble"

Ahora mirando los vídeos, ¿Se dan cuenta porque las personas se sienten tan cómodos mirando los homenajes que le hacen?

-Hasta no sentirlo no te das cuenta, porque quedas conmocionado porque esta nota fue similar a la nuestra donde arrancamos divirtiéndonos y en el medio aparecen los vídeos. Ahí te das cuenta cómo quedas y realmente no creímos que era tan duro, porque como nos sucedió. Es duro el factor sorpresa. Está bueno esto de ponernos por primera vez en el lugar del entrevistado, porque nosotros a veces disfrutamos de que el entrevistado se emocione, pero porque se sensibiliza con nosotros. Pero nos llena de orgullo y de placer que cada invitado se vaya de esa forma, contento con el homenaje.


¿Qué significa el programa número 100?

M: -Es una locura hermosa, porque me considero unos locos apasionados de esto, porque ya haber renunciado al trabajo en un banco para hacer lo que hago. Es algo formidable.

D: -Los números redondos son movilizantes y es fuertísimo para mí, porque no es algo vacío, todo está llenó de escenarios de grabaciones, cuatro viajes y muchas historias que a partir del programa nos hicieron crecer personalmente, te enseñan.

Completen la frase, Jaque y Mate es...

M: -Mi tercer hijo, que lo disfruto con amigos.

D: -El producto más importante de mi vida.

¿Un sueño?

Que, con este grupo, con falencias y virtudes, pero que tira para adelante continuamente, podamos de la mano del producto ir a un canal de aire, llegar a Canal 13 o Telefe, los dos canales potencias de Argentina.

Para mirar todas las historias de Jaque y Mate:

https://www.youtube.com/channel/UC8DbK8Z5RI7I1l7UYQKQzbA