Comenzó a funcionar el descuento del 50% en supermercados para compras efectuadas con cualquier tarjeta del Banco Provincia por lo que los comercios en distintas ciudades bonaerenses amanecieron con largas colas de personas esperando aprovechar el beneficio.

En medio de la crisis económica que atraviesa el Gobierno bonaerense de Cambiemos, la gobernadora, María Eugenia Vidal, anunció la semana pasada que retomaría uno de los programas que más éxito tuvo en su gestión, el "Supermiércoles" de Banco Provincia pero, a pesar que la inflación acumulada en el primer semestre fue del 16%, el tope de reintegro fue siendo el mismo, $1500. 

La medida comenzó a funcionar este miércoles con colas que comenzaron en la madrugada en varias localidades del interior de la Provincia. En Mar del Plata, los vecinos denunciaron que los supermercados remarcaron precios pero a pesar de ello, muchas personas aprovecharon el descuento. 

En Olavarría, los vecinos se acercaron a las distintas sucursales del comercio que administra la Coperativa Obrera, y según consignó el medio local elPopular, pagar, llevó varias horas.

En La Plata la situación no fue diferente en algunos comercios los platenses comenzaron a hacer filas desde pasada la medianoche, a pesar que los supermercados esta vez se prepararon y extendieron su horario de atención.

En Campana también resaltaron que la cantidad de personas que ingresaron al establecimiento era superior a cualquier otro miércoles.

En Tandil fue un poco más complicado porque el descuento sólo estuvo vigente en un sólo supermercado. Por ese motivo, se armó una larga fila fuera del comercio y los vecinos tuvieron que esperar algunas horas debajo de la llovizna.