Luego de acondicionar la vivienda a medidas de seguridad, el juez de instrucción Pablo Pullén Llermanos habilitó la prisión domiciliaria para la líder de la Túpac Amaru, Milagro Sala, quien ya se encuentra en su casa en barrio El Carmen a la espera de los juicios correspondientes.

Si bien la prisión domiciliaria fue dispuesta el 16 de agosto, Sala no había podido ser trasladad a su casa ubicada a 40 kilómetros de San Salvador de Jujuy por las condiciones en las que se encontraba debido a los destrozos que sufrió la vivienda; pero hoy tras la órden del Juez, la líder política arribó a su hogar.

Cabe recordar que la dirigente jujeña tendrá restricción perimetral con custodia de Gendarmería y monitoreo a través de una tobillera electrónica; y se le permitirán visitas 3 veces por semana aunque no podrán estar más de 4 personas.

Algunos actores políticos argentinos manifestaron su apoyo a Sala a través de las redes sociales y aseguraron que es "inusta" la privación de su libertad por más que cumpla la prisión domiciliairia.