La carta de la nieta de Estela de Carlotto

Provincia / Laura Falcone expresó por medio de una carta su opinión sobre lo que sucedió con las agresiones a los empleados y sobre el manejo de Sara Cobacho
16.02.2012 | 14:18 Comentar    |    Facebook Twitter
Laura Falcone, nieta de Estela de Carlotto, trabaja hace 10 años en la Secretaria de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, y expresó por medio de una carta su opinión sobre lo que sucedió con las agresiones a los empleados y sobre el manejo de Sara Cobacho, titular de dicha secretaría.

El pensamiento de una humilde trabajadora de los DDHH

“A los 19 años arranqué a trabajar en la secretaría de dd hh, en marzo de 2002, cuando un grupo de asociaciones y gente que venia luchando por los derechos humanos logró que hubiera un espacio así dentro del estado provincial.

Siempre consideré que este lugar era distinto al resto de la administración pública general, por el compromiso de la gente que iba ingresando a trabajar, la mayoría militantes sociales, la experiencia que tenían, el alma que ponían en todo momento.

Soy parte de los que construimos este espacio, de los que nos quedamos hasta horas de la madrugada en unidades penitenciaras, de los que viajamos por días a tomar testimonios para los juicios por delitos de lesa humanidad, o para hacer capacitaciones por toda la provincia, de los que pusimos plata de nuestro bolsillo, de los que vinimos con nuestros hijos, de los que pusimos nuestros autos, de los que nos llevamos trabajo a casa, la luz de la secretaría se apagaba muy tarde…y con gusto.

Fui creciendo acá dentro y entendiendo que esto no era una familia y había techos, pero mas allá de trabajar dentro del gobierno provincial, con el que podemos o no estar de acuerdo, siempre hay cosas que podemos hacer, siempre hay alguien o algo por qué responder.

Hoy y desde hace un par de años, veo la subestimación, el desgaste, las renuncias, los maltratos, los pésimos sueldos, la corrupción, la tristeza de mis compañeros, las ganas de irse, la bronca.

Muchos tuvimos oportunidad de irnos y cargamos con la contradicción de que este sólo es el lugar que nos da de comer, pero el trabajo nos dignifica no sólo económicamente, entonces no puedo olvidarme que los trabajadores somos quienes hicimos este espacio.

Hoy cumplo 10 años en nuestra secretaría, hoy esta gestión nos pone cámaras con la excusa de un robo turbio, nos cierra entrada y accesos en nuestro propio edificio, insulta a nuestros delegados, nos controla minutos de entrada, policías atienden a la gente, no pagan los viáticos hechos, nos presionan a través de memos, controlan el trabajo en cantidad como si fuera una fábrica, y sobre todo juegan a ser dueños de nuestro bolsillo dando premios o quitando horas para definir quien está de qué lado. Obviando, que por falta de políticas, ya casi no tenemos vínculo con cantidad de organismos con los que veníamos trabajando.

Como si fuera poco se facilita el acceso a matones que amenazan y golpean a nuestros compañeros.

También quiero decir que hoy nos veo desgastados pero como siempre dando pelea por nuestra dignidad.

Hoy estoy orgullosa de pertenecer a este espacio en donde muchos nos formamos y, sobre todo, orgullosa de pertenecer a este grupo de compañeros que dijo basta.

Sigamos en la lucha!!!

Repudio y esclarecimiento YA de los hechos: identificación y condena a los responsables políticos, intelectuales y materiales;

RENUNCIA INMEDIATA de los responsables políticos Fernando Adolfo Cano y Sara Derotier de Cobacho”.

Por Laura Falcone