El presidente de  la Nación, Alberto  Fernández, viajó a la provincia de Misiones desde donde anuncia la extensión del aislamiento por otros 14 días, tras una reunión que mantuvo ayer con los ocho gobernadores de las provincias más complicadas por la pandemia del COVID-19.



De la reunión virtual participaron los gobernadores de Juan Schiaretti (Córdoba), Omar Perotti (Santa Fe), Juan Manzur (Tucumán), Rodolfo Suárez (Mendoza), Omar Gutiérrez (Neuquén), Arabela Carreras (Río Negro), Mariano Arcioni (Chubut) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis). Allí los mandatarios provinciales acordaron la continuidad de las medidas de aislamiento con el gobierno nacional. 

De esta manera, el lunes próximo comienza la nueva fase del aislamiento obligatorio en el país y no habrá ninguna modificación en las restricciones aplicadas en las provincias de Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut y San Luis, dado que allí se ha evidenciado "un estrés en la atención médica", señaló hoy el presidente Alberto Fernández. Además detalló que en ellas se concentra el 55% de los contagios del país. 

"Los niveles de saturación del sistema sanitario están al punto límite", aseguró el jefe de Estado en relación a la situación de aquellas provincias. Sin embargo, explicó que en el Área Metropolitana de Buenos Aires también seguirán las mismas condiciones de aislamiento, por que si bien "hay un clara baja de casos, no podemos quedarnos tranquilos porque los números de contagios son altos", señaló Fernández.

En ese sentido, el mandatario se refirió a la situación de "rebrotes en Europa" y que debíamos aprender de lo que sucedía en aquel continente. "El virus está lejos de haberse ido, el riesto sigue latente", señaló el Presidente. 

"Otra vez no hicieron tropezar y otra vez nos caímos, otra vez nos levantaremos y otra vez haremos el país que nos merecemos", concluyó Fernández sobre la pandemia antes de cerrar el anuncio.