Este lunes, en un acto encabezado por la ministra de las Mujeres, Diversidad y Políticas de Género, Estela Díaz, y el titular de la cartera de Salud, Daniel Gollan, la Provincia firmó la resolución que aprueba la aplicación de la Guía de Implementación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. 

La Guía está dirigida a todo el personal de salud, como así también a funcionarias y funcionarios públicos de la provincia de Buenos Aires, con el objetivo de orientar las prácticas del equipo de salud en la atención y cuidado de las personas en situación de interrupción del embarazo y postaborto en el marco de la nueva ley.  "Vivimos ahora ya en una sociedad que es mejor, en un Estado que abraza y en una política que se puso de pie, nos mira de frente y nos dice 'así se construye'", destacó Estela Díaz. 

Además, destacó que la nueva legislación "da certezas del modo en que se interviene" a los trabajadores de la salud y "cambia el posicionamiento subjetivo de aquellas personas que van a pedir este derecho, pero también de quienes van a atenderla", aseguró.

Pero no todo fue celebración y la ministra subrayó que durante la gestión de María Eugenia Vidal no se adhirió al protocolo de aborto no punible, legal desde 1921. "La ex gobernadora, Vidal  les conculcó el derecho a las mujeres de la provincia de Buenos Aires de tener la guía más moderna que tenía el Ministerio de Salud de la Nación de la misma gestión que ella".

Por su parte, Gollan señaló que "a partir de hoy, todas las mujeres que tengan necesidad o piensen que tienen el derecho de tener un aborto dentro de los marcos que fija la ley, lo van a poder hacer en la provincia de Buenos Aires". 


El ministro también destacó la lucha del movimiento feminista: "Esto es posible porque hay una larga historia con muchos actores y muchas actrices. Es la lucha de las mujeres, la lucha histórica que cobró una dimensión extraordinaria en los últimos diez años", reconoció Gollán. "Sin esa lucha en las calles esto no hubiese sido posible", agregó. 

"El segundo reconocimiento es hacia nuestro Presidente, que lo dijo en campaña y lo cumplió en su primer año de gobierno y en medio de una pandemia que está dejando patas para arriba a todo el mundo", remarcó el Ministro, quien pidió "avanzar con discursos y hechos que le pongan fin a una grieta que quieren imponernos a todos los argentinos".