Tras un nuevo encuentro del Consejo Federal de Salud, la ministra Carla Vizzotti anunció que el Ejecutivo Nacional avanza en la redacción de una normativa para implementar en el corto plazo un pase sanitario para eventos masivos para aquellas personas mayores de 13 años que hayan completado el esquema de vacunación contra el Covid-19.

Frente al temor de un rebrote y la eventual llegada de la nueva cepa africana a Argentina, las máximas autoridades sanitarias de todo el país analizaron la situación epidemiológica y la cifra de vacunados en cada jurisdicción. Mientras que los porcentajes de primeras dosis son más elevados, el número de esquemas completos disminuye notoriamente. Por ello y frente a lo que sucede en otros países, el Gobierno teme un rebrote en los próximos meses que busca enfrentar con la población vacunada con al menos dos dosis. 

“Tenemos más del 72% de cobertura de adolescentes con una dosis, superando al 42% con dos dosis, llegamos al 51% de niños y niñas con una dosis y estamos superando al 17% con dos dosis”, destacó la ministra durante el encuentro en el Palacio San Martín de la Cancillería. 


Sin embargo, la ministra destacó que al menos 7 millones de personas están en condiciones de recibir la segunda dosis y aún no lo han hecho. "Diciembre va a ser el mes de las segundas dosis, esperamos que el pase sanitario impulse a la gente a completar su esquema", remarcó Vizzotti. 

En tanto, afirmó que en el verano se continuará con la aplicación de terceras dosis, refuerzos y vacunación de ninos, niñas y adolescentes "para llegar mejor preparados a marzo cuando comiencen las clases y vuelva el frío". 

"La pandemia no terminó", remarcó la funcionaria. "Hasta que todos los países no accedan a la vacunación, podía emerger una nueva cepa que pusiera en riesgo todo el avance en el mundo. Eso es lo que se está viendo y analizando en las últimas 48hs en el mundo con una variante en el sur de África con un análisis de la OMS que en el día de hoy lo ha definido como variante de preocupación", detalló. 

La ministra explicó que la nueva cepa "es una variante más transmisible" por ello postergará el regreso de los vuelos directos a África.