El presidente Alberto Fernández iba a viajar esta tarde hacia La Rioja, sin embargo, frente a la emergencia que se vive en San Juan, modificó su agenda y decidió visitar primero aquella provincia. Allí lo recibió el gobernador Sergio Uñac y juntos recorrieron las zonas más afectadas por el sismo de 6,4 grados en la escala Richter.

Tras la recorrida, el Presidente adelantó que San Juan "contará con 7.000 millones de pesos para viviendas" y afirmó que la premisa es "primero los últimos".


En el departamento Rivadavia se registraron derrumbes de viviendas en los asentamientos Pellegrini y La Paz, donde habitan más de 240 familias. En ese lugar, Fernández anunció la millonaria inversión a través del Programa Casa Propia - Construir Futuro. Además, firmará con Uñac un convenio "para promover y materializar el acceso a la vivienda y al hábitat" por $186 millones, según informaron desde Presidencia.

"Si en San Juan, por un terremoto, hay un sanjuanino que está sufriendo, hay un argentino que sufre", aseguró el Presidente durante una conferencia de prensa que brindó desde la provincia que lidera Uñac. "Y sé que mi única obligación es estar al lado. No es firmar un decreto que transfiera fondos, es ver a los ojos a Romina, que ayer en Rivadavia se le cayó la casa encima y se salvó de milagro con su hijita y decirle 'quedate tranquila que te vamos a ayudar con Sergio a que tengas tu casa'", sostuvo. 

Más tarde, el mandatario seguirá con su agenda tal como lo tenía previsto y viajará a Chilecito donde hoy tenía prevista una nueva reunión del Gabinete Federal a partir del programa Capitales Alternativas, para apuntalar la federalización de las políticas nacionales.