En medio de un acto en Escobar donde se anunció la puesta en marcha del "Hospital Presidente Néstor Carlos Kirchner" para pacientes de PAMI, Alberto Fernández se solidarizó con el juez de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, por el escrache que sufrió en su casa en la ciudad santafesina de Rafaela y llamó "a la reflexión" al comparar estas actitudes con "lo más vil del fascismo y nazismo"

"Quiero solidarizarme con el doctor Lorenzetti, que ayer sufrió un escrache de un grupo de ciudadanos opositores del gobierno, que salieron básicamente a presionar a un juez que tiene que tomar una decisión”, expresó el Presidente. Además también hizo mención a las amenazas que recibió el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y los escraches frente a la casa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Llamo a la reflexión a quienes promueven esas cosas. Eso no tiene nada que ver con la democracia. Eso es el más vil de los escraches, propios del facismo, y el nazismo", sentenció el jefe de Estado.  “Esta democracia que hoy disfrutamos nos costó 30 mil vidas. No vamos a negociarla ni a descuidarla”, agregó.

Por otro lado, y en medio de las discusiones en la órbita provincial por la nueva carga de datos de fallecidos por COVID19, Alberto Fernández visitó el conurbano para retomar su agenda en materia de Salud. Desde la ciudad de Escobar, el mandatario encabezó la inauguración del “Hospital Presidente Néstor Carlos Kirchner” para pacientes de PAMI, junto con el gobernador Axel Kicillof. Allí, donde ahora se encuentra este centro de salud público, existía una clínica privada.

En ese marco, Fernández destacó el rol del Estado para asistir a las necesidades de la sociedad, y les dijo a quienes critican la cuarentena que "el Gobierno nacional puso 3.000 camas de terapia intensiva y cada provincia y cada municipio hizo un esfuerzo para tener más respiradores y camas".

Al comienzo de su discurso el Presidente celebró que el nosocomio lleve el nombre del ex presidente Néstor Kirchner. “Que bueno que esto ocurra cuando hace diez años de que Néstor nos dejó”, dijo el mandatario. 

Por último, el jefe de Estado le mandó un mensaje a los ciudadanos que analizan la opción de irse del país: “No se vayan, hay un país que reconstruir. Hace falta que todos nos arremanguemos y hagamos un esfuerzo para construir un mejor país”.


También participaron del acto, el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; la directora Ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y el jefe de la bancada del FdT en la Cámara baja, Máximo Kirchner.

Durante la misma actividad y vía videoconferencia, el Presidente acompañó el balance las obras llevadas adelante por Obras Públicas de la Nación en diferentes puntos del país. En este caso, la comunicación fue con las ciudades de Zapala, en Neuquén; de Santa Fe y Villa Constitución, provincia de Santa Fe; y Mendoza Capital, donde el ministerio conducido por Gabirel Katopodis llevó adelante obras en hospitales, centros de salud y espacios de aislamiento.

Estas obras fueron realizadas a través de la Red Sanitaria Federal, con una inversión de más de 8.781 millones de pesos, para garantizar el acceso a la salud en el marco de la pandemia por coronavirus, según consignó la agencia Télam.