El ministro de Economía, Martín Guzmán, endurece su discurso a días de las elecciones legislativas y carga contra Mauricio Macri y María Eugenia Vidal porque mantienen "una posición anti Argentina". El funcionario nacional remarcó que en el Gobierno "nadie se corta solo" y se refirió al control de precios. 

Guzmán dijo que Mauricio Macri y María Eugenia Vidal mantienen "una posición anti argentina, anti soberanía, en contra de la patria". Y remarcó que "lo que hizo Juntos por el Cambio con el FMI no fue un error, fue una elección". 

"Utilizar USD 21.000 para pagar deuda insostenible en moneda extranjera o financiar la salida de capitales, también fue una elección", lanzó el ministro de Economía. 

A su vez, señaló que en el Gobierno "nadie se corta solo", en relación a si el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, había tomado decisiones con las que él no acordaba. "Lo que se está haciendo para reducir la inflación y lo que está haciendo el Gobierno en materia de precios tiene apoyo de todo el gabinete económico", manifestó en C5N.


Luego de explicar que la política de acuerdo de precios "no es suficiente pero sí es necesaria", Guzmán vinculó la situación de los precios al escenario electoral: "Hay pujas de poder, hay quienes quieren generar incertidumbre. eso tiene un efecto en la economía. Y nosotros haremos lo que indica nuestro contrato electoral, que es una alianza con el pueblo. Si hay alguien que no quiere cooperar, bueno, ‘venga para adentro’, y seguiremos en el proceso de reducción de la inflación".

"Yo dije que íbamos a tener un mes de concentración, de un salto en la inflación intermensual, por el aumento de precios regulados y porque además, es el mes del cambio de estación. Esperamos que a partir de octubre la tasa de inflación interanual empiece a bajar", dijo en relación al Indice de Precios al Consumidor de septiembre, que alcanzó el 3,5%.

Guzmán señaló que "hay un conflicto electoral de intereses en la Argentina" y que "eso es lo que importa a la hora de decidir quién conduce". Allí explicó que "si hay pocos que no quieren colaborar con un proceso de desinflación, el gobierno no se puede quedar de brazos cruzados, tiene que aplicar instrumentos con los que cuenta para que se pueda ir anclando el proceso de desinflación". 

"Cuando a la derecha le tiramos la justa, de inmediato sacan a sus perros a ladrar, porque si se supiera de qué se trata esto, no podrían ganar ninguna elección", aseguró Guzmán.