Una vez más, el gobernador Axel Kicillof se reunió con los intendentes de la costa para analizar la evolución de la situación epidemiológica en la Provincia y el impacto de las las medidas restrictivas aplicadas durante las últimas semanas.  Tras el encuentro, el mandatario anunció que se mantendrán las restricciones aplicadas el 9 de enero. 

Luego de la reunión con los jefes comunales, el gobernador brindó una conferencia de prensa junto al jefe de Gabinete, Carlos Bianco y los ministros de Salud, Daniel Gollan, Seguridad, Sergio Berni, y Producción, Augusto Costa.  Allí informó que se  que a pesar del aumento de casos, la Provincia fue el "destino turístico más elegido por los argentinos y argentinas" e invitó a la población a que sigan vacacionando en territorio bonaerense. Sin embargo, admitió que “la temporada estuvo, aproximadamente, al 60% de lo habitual”, según cálculos informales realizados durante el encuentro anterior a la conferencia.


Durante la presentación, el ministro Gollan explicó que luego de cuatro semanas de una fuerte suba sostenida de casos de coronavirus en todo el territorio bonaerense, los casos cayeron levemente durante los últimos días. A partir del 14 de diciembre pasado, la semana epidemiológica comenzó a mostrar una suba sostenida de casos. De esta forma durante el 21 al 27 de diciembre, la cifra diaria se elevó a 2.265 casos diarios, entre el 28 de enero al 3 de enero ascendió a 3.199; del 4 al 10 de enero llegó al pico de 4.510.  En tanto, en la última semana se confirmaron 4.215 contagios. 

Por ello, el gobernador aseguró que se sostendrán las medidas que limitan la cantidad de personas permitidas en reuniones sociales y las restricciones la actividad nocturna. "Lo implementado fue efectivo, tuvo éxito", señaló.  Además, agregó que ahora era necesario "consolidar esa reducción de casos".

A partir del 9 de enero, los municipios de Fase 3 y 4 suspendieron las actividades comerciales, artísticas, deportivas, culturales, sociales y recreativas, durante la 1 y 6 de la mañana, exceptuando las productivas manufactureras, agropecuarias y todas aquellas definidas como esenciales de acuerdo a la normativa vigente. Asimismo, los eventos y reuniones sociales volvieron a ser de hasta 10 personas, tanto en espacios cerrados como abiertos. 


"Si la baja se acentúa vamos a poder flexibilizar de nuevo", adelantó Kicillof. Si bien el mandatario aseguró que el objetivo del gobierno es "terminar con las restricciones", dicha decisión "no será resultado de las presiones de la prensa, de los políticos opositores ni ningún oportunista que quiera hacer con esto un negocio político"

"Si siguen los contagios, siguen los enfermos y siguen los muertos y eso no lo vamos a permitir. Presione quien presione", agregó.