Tras el anuncio del presidente Alberto Fernández sobre la extensión del aislamiento en el AMBA y en ocho provincias, el Gobierno porteño informó que a partir del próximo lunes continuará con su plan de flexibilización de las medidas de restricción en el marco de la pandemia.

“Hoy el promedio de las últimas dos semanas está en 800 casos”, aseguró Horacio Rodríguez Larreta y remarcó que “lo interesante es que esta baja se da en medio de las últimas flexibilizaciones”.  Acompañado por el vicejefe de gobierno, Diego Santilli, la ministra de Educación, Soledad Acuña, y el ministro de Salud, Fernán Quirós, Rodríguez Larreta destacó que "la situación sanitaria está "estable" y que la ocupación de camas de terapia intensiva del sistema público "bajó a alrededor de 40 por ciento".


Sin embargo, advirtió que estaban atentos a la situación “de muchas capitales de Europa que han tenido que retroceder por los rebrotes. No podemos abandonar el cuidado. Vamos a poder seguir sumando actividades en la medida que todos cumplamos con los protocolos”, indicó el jefe de Gobierno porteño.

Tras dichas advertencias, el jefe de Gobierno aseguró: "Estamos en condiciones de seguir avanzando" con las flexibilizaciones e informó que bares y restaurantes podrán abrir sus salones internos hasta una capacidad del 25%, siempre y cuando tengan un sistema de ventilación adecuado. 

“Necesitamos el compromiso de todos los gastronómicos, porque cuando hay un rebrote la gastronomía es uno de los primeros sectores que tiene que ser restringido”, dijo Rodríguez Larreta y remarcó que el servicio deberá funcionar con reserva. Además la distancia mínima entre las mesas deberá ser de dos metros y en cada una de ellas se podrá sentar un máximo de cuatro personas.

Por otro lado, los gimnasios en la ciudad de Buenos Aires que cuenten con una adecuada circulación de aire podrán volver a funcionar, pero también con una ocupación máxima del 25%. Asimismo, se deberá implementar un sistema de turnos de 45 minutos aunque aclararon que no estarán habilitadas las actividades de contacto físico.

En el caso de las piletas de natación,  solo podrán abrir las que están al aire libre, con una ocupación de una personas cada 15 metros cuadrados y, al igual que en los gimnasios, turnos de 45 minutos. Cabe señalar que el uso de los sistemas de calefacción del agua no estarán habilitados y tampoco se podrán utilizar los vestuarios y sanitarios.

En cuanto a la educación Larreta informó que en el nivel inicial, las salas de 5 años tendrán actividades educativas de revinculación, orientación e intercambio dado que “es muy importante ayudarlos para que empiecen la primaria”, sostuvo el jefe de Gobierno. Las actividades se deberán realizar preferentemente al aire libre y en grupos de hasta 10 personas.

Por otro lado, los sábados 100 escuelas tendrán actividades socioeducativas para chicos de primaria y secundaria. Por su parte, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aclaró que todas las actividades son optativas.

También volverán a funcionar las ferias de artesanos a partir del 7 de noviembre con estrictos protocolos, distanciamiento entre los puestos que deberán ser atendidos por una sola persona  y vallas para controlar el acceso a la feria.