El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollan, brindaron una nueva conferencia de prensa para actualizar la situación epidemiológica de la Provincia y el estado del esquema de fases de aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio en los 135 municipios bonaerenses. Durante la presentación, informaron que solamente un distrito se mantiene en la etapa 5 del DISPO. 

A partir de esta semana, son 37 municipios en fase 2. A los 35 partidos del AMBA se sumaron las localidades del interior de General Villegas y Castelli, donde el crecimiento de los casos de coronavirus ha sido exponencial. Por otro lado, hay 46 municipios en fase 3 y 51 en fase 4. En tanto, Tordillo resiste solo en la quinta etapa del distanciamiento social.

Allí, se contabilizaron 127 casos desde el comienzo de la pandemia y en las últimas 24 horas no se han registrado nuevos contagios. Sin embargo, su cercanía con el partido de Castelli, recientemente en fase 2, preocupa a las autoridades. 


A nivel provincial, el mayor temor reside en la capacidad del sistema sanitario y la ocupación de camas. El ministro Gollan señaló que “todavía se destaca la velocidad de crecimiento en los casos” y advirtió que se vive una situación “muy preocupante respecto a la presencia de variantes mucho más contagiosas en el país, pero sobre todo en algunos lugares de la provincia de Buenos Aires”

Con respecto a la cantidad de casos, el promedio diario de contagios alcanzó un récord de 11.740, con una tasa de incidencia de 6688 cada 100 mil habitantes.

El titular de la cartera sanitaria, advirtió sobre el impacto de esta suba en el nivel de ocupación de camas de cuidados intensivos, dado que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) sigue en ascenso y llega al 73.3% de las 3.008 camas existentes. Incluso varios hospitales del AMBA han llegado una ocupación del 100%.  Actualmente se encuentran 1.435 pacientes confirmados o sospechosos de COVID-19 en las salas de UTI. En el interior de la provincia, la ocupación se ubica en un 50.9% de las 1.313 camas existentes, con 394 pacientes confirmados o sospechosos de COVID-19.

Además, Gollan aseguró que “hay jóvenes intubados o con mascarilla de reservorio, gente muy joven. Todos los pisos de los hospitales y clínicas están llenos, los estamos conteniendo porque ampliamos tremendamente la capacidad del sistema sanitario, pero sabemos que gran parte de la gente que ingresa, va a fallecer. Nosotros queremos evitar la muerte de esas personas y para eso es sumamente importante reducir la circulación del virus, por ende de las personas”.

Por su parte, Bianco sostuvo que “el incremento en la velocidad de contagios está bajando, aunque de manera muy lenta. Es un dato alentador”. En el mismo sentido destacó la reducción de la movilidad de las personas y señaló que "hay que ser muy preciso en el establecimiento de las restricciones, no vamos a forzar a nadie de ningún distrito del interior a que pase a fase 2".

"Acá las medidas son consensuadas con las y los intendentes, que poseen responsabilidad de gestión” agregó.