El intendente de Balcarce, Esteban Reino, aseguró que el triunfo de Gustavo Valdés en Corrientes era una muestra de lo que podía suceder en las elecciones legislativas de este 2021. El jefe comunal se mostró confiado en una victoria de Juntos por el Cambio, especialmente en la provincia de Buenos Aires, aunque se mostró preocupado por la posible reacción del Frente de Todos. 

Reino se refirió a las internas dentro del oficialismo y expresó que dichas disputas "no son buenas para el país". Además, cuestionó a un sector del kirchnerismo al que describió como "radicalizado" y pidió que se impusiera una visión más moderada. 

Por otro lado, en conversación con el programa En Boca de Todos de Diagonales Radio, el intendente destacó la figura de Facundo Manes y marcó distancia del gobierno de Cambiemos. 

¿Cómo viene la situación sanitaria en el distrito?

-Hace prácticamente un mes que estamos en una meseta de tranquilidad, tenemos 4, 5 casos por día y por que tenemos un laboratorio propio que nos permite testear con rapidez. Tenemos 70 casos activos, de los cuales sólo 5 están internados. Pensá que llegamos a tener 1.400 casos activos.

Y en ese escenario, ¿cómo siguen las restricciones? Usted se ha expresado en contra de liberar todo hace algunas semanas

-Yo creo que tenemos que seguir según la situación de cada ciudad, que cada intendente evalúe qué es lo mejor. Avanzamos con muchas flexibilizaciones, pero algunas restricciones y medidas siguen como el uso de barbijo o evitar las grandes aglomeraciones de gente en espacios cerrados. Con las actividades al aire libre somos muy complacientes, no así con las que son es lugares cerrados porque no queremos encontrarnos con sorpresas.

Me imagino que ahora, con la situación sanitaria más controlada, se vuelve a ampliar la agenda

-Sí, más tranquilos, viendo cómo salimos de esta pandemia y los daños que ha traído a la actividad comercial y a las pymes. De todas maneras, por la manera que tuvimos de gestionar la pandemia y ser aperturistas con el comercio, han logrado sobrevivir y eso nos pone en un escalón superior para encarar la etapa que se viene.

¿Cómo ve el escenario electoral en este año tan particular?

-Creo que vamos a hacer una muy buena elección, creo que Juntos va a andar muy bien. Lo de Corrientes ha marcado el camino de lo que puede llegar a ser. Es muy difícil para alguien que está en la gestión llegar a casi un 77% de los votos, eso se explica no solamente por la aceptación de la gente sino también por el malestar con lo que hay enfrente. Creo que eso va a definir el camino de la provincia de Buenos Aires también.

¿Cree que va a haber un voto castigo de la gente hacia el oficialismo?

-Me parece que hay apatía de la gente, pero hay un voto en contra y de enojo, como ya nos ocurrió a nosotros también, que se va a expresar el 12 y que va a ser más contundente en noviembre cuando más gente vaya a votar, porque me parece que en estas PASO menor gente se va a acercar a votar.

¿Qué opina sobre la interna de Juntos en la Provincia y sobre cómo se fue dando el tono de la campaña?

-Todos sabemos que después del 12 tenemos que estar todos juntos. Obviamente nosotros estamos trabajando para Facundo Manes, nos parece que le da una frescura y viene a reconocer que otra impronta y otras ideas al gobierno de Cambiemos. La incorporación de Facundo nos permite incorporar gente y sectores que no nos hubieran votado, eso tenemos que buscar, ser más abiertas, incorporar nuevas figuras y sector políticos más progresistas que le den volumen político a esta coalición.

¿Qué evaluación hace del radicalismo de cara a estas elecciones, pero también de cara a 2023?

-Nosotros veníamos muy mal y creo que algunos dentro de nuestro partido no lo querían ver. Nosotros formábamos parte de un acuerdo legislativo, nunca tuvimos un acuerdo de gobierno con nuestros aliados en Cambiemos. Ahora creo que nos posicionamos distintos y adquirimos volumen político, teníamos muchas intendencias pero con poco caudal de votos. La irrupción de Manes nos da volumen político y nos pone, de cara al 2023, a participar de una coalición de gobierno, ya no un acuerdo legislativo o electoral.

¿Qué opina sobre las declaraciones de Alfredo Cornejo acerca de que es el propio Alberto Fernández el que no cuida su imagen y autoridad?

-Creo que la imagen del Presidente se ha dañado y no es para festejar porque en un sistema presidencialista como el nuestro, no es bueno para el país que su imagen esté tan deteriorada. No lo quiero medir en términos electorales, él más que nunca debería llamar a un gran acuerdo y hablar con la oposición. Creo que hay una disputa interna muy salvaje dentro de la fuerza gobernante y que muchas cosas que salieron a la luz fue por esa interna. Es muy peligroso.

Y con Axel Kicillof, ¿cómo es la relación con el municipio, cómo ve su gestión?

-Nosotros tenemos un trato institucional muy bueno con el gobernador, a veces diferimos en algunas decisiones pero tenemos buen trato. El gobierno provincial se aferró a la idea de cerrar todo y eso causó un daño colateral enorme. No creo que la salida sea tan rápida. Nosotros se lo manifestábamos esto, pero se ideologizó mucho el tema de la pandemia y se escuchó solamente a algunos especialistas.

¿Eso lo dice con el diario del lunes o lo marcaron en su momento también?

-Nosotros a partir de julio, agosto, de 2020 tuvimos actitudes de apertura porque veíamos que el daño económico y social que la íbamos a causar a la gente iba a ser tal vez más grave que el daño de la pandemia. Muchos municipios radicales y del PRO también, lo empezamos a ver aunque nos traía consecuencias con el gobierno provincial.

Vuelvo sobre las internas que usted marcaba dentro del Frente del Todos, hoy Berni criticó duramente a Sabina Frederic y Victoria Tolosa Paz. ¿A ese tipo de disputas se refería?

-Hay unas rispideces internas que están dañando el gobierno. Hay incluso declaraciones de ministros o funcionarios del sector más radicalizado del kirchnerismo siempre en contra de las grandes empresas, de las pymes también, pero después en la campaña hablan de generar empleo. ¿Cómo van a hacerlo si combaten a los que pueden generar empleo? Los maltratan y después les piden que generen puestos de trabajo. Mirar mal al que le va bien económicamente y puede generar fuentes de empleo, es un contrasentido.

¿Cómo ve los dos años posteriores a estas elecciones?

-Creo que va a ser muy duro. El gobierno va a tener una derrota muy dura y espero que un sector del kirchnerismo se radicalice y le haga caso a los más moderados para que esto no empeore sino los próximos dos años van a ser duros por la derrota que va a sufrir el FdT

¿Qué le pasó con la decisión de María Eugenia Vidal de irse a CABA?

-Yo creo que pasa por decisiones personales que hay que respetar, pero a nosotros en la provincia de Buenos Aires nos hubiera evitado la interna.  Era una candidata posicionada en la Provincia y nos hubiera evitado la interna.

"Los próximos dos años van a ser duros por la derrota que va a sufrir el FdT"