A tres días de la sesión por la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), el resultado de la votación todavía es incierto en el Senado. El Gobierno comenzó a mover sus fichas para que se apruebe el proyecto y descartan modificaciones a la media sanción que viene de la Cámara baja. En tanto, los verdes ven un escenario más optimista que en 2018. El poroteo realizado por Diagonales da: 34 votos a favor, 33 en contra y cuatro indecisos.

En los últimos días, fuentes parlamentarias del oficialismo dejaron trascender la posibilidad de que se modifique el texto que vino en revisión de Diputados. Estos cambios estarían basados en el pedido del rionegrino Alberto Weretilneck, que está a favor de la IVE pero insistió en una serie de modificaciones, que condicionarían su voto a favor.

“No hay margen para hacer cambios, es un freno muy grande que vuelva a Diputados, no va  a salir más”, analizaban, en la misma línea, fuentes parlamentarias cercanas a la titular del cuerpo, Cristina Fernández de Kirchner.

"Poroteo" verde: las cuentas que saca el Gobierno a tres días de la votación del aborto

En la víspera a la Navidad, una declaración dio un giro en todos los poroteos. Un voto que se contaba en contra pasó a ser indeciso. El salteño Sergio “Oso” Leavy (FdT), que en 2018 se expresó en contra, dijo que todavía no había definido su voto. "Tengo convicciones personales pero también está lo que uno representa", dijo y dejó abierta una puerta.  “Hay una realidad en la Argentina y una situación, que no haya muertos, menos de bebés. Pero también está la otra, que se mueren mujeres. Bueno, estamos debatiendo eso”, agregó en diálogo con el medio de su provincia Multivisión Noticias.

Lo cierto es que días atrás, Alberto Fernández se reunió con el senador. Si bien ninguno de los dos confirmó que trataron este tema. La cercanía entre el mandatario que busca la legalización y el senador que no define su voto, genera un clima esperanzador en el ala verde de la Cámara alta.

“Que siga así, que descanse unos días más”, dijo (de forma irónica, sin realmente desearlo) un vocero del sector verde respecto al senador Carlos Saúl Menem, fiel representante del voto celeste. El complejo cuadro de salud del ex presidente prendió las alarmas en la Cámara alta. En caso de ausentarse en la votación, el rechazo a la ley tendría un voto menos, que, si bien no suma para el sí, da una leve ventaja a favor.

Otro de los indecisos que genera esperanza en el sector verde es el entrerriano Edgardo Kueider (FdT). Este senador aun figura entre los pocos que no se pronunciaron públicamente sobre el tema. Pero firmó el dictamen favorable a la IVE en el plenario de la comisiones. Aunque lo hizo marcando su disidencia, esta decisión permitió que el proyecto del gobierno avanzara en la Cámara alta.

"Poroteo" verde: las cuentas que saca el Gobierno a tres días de la votación del aborto

También figura como indecisa su coterránea Stella Maris Olalla (UCR). Esta senadora cada vez que se le pregunta por la IVE responde con argumentos para implementar políticas que hagan efectiva la educación sexual integral en los colegios. Aunque, pocos días después de la elección de 2019 dijo: “Nadie puede obligar a una persona a hacerse un aborto o a no hacerlo”.

 En la misma situación está la neuquina Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino), que en la votación de 2018 fue la única que se abstuvo. En el comando verde señalan que se conforman con que mantenga, al menos, la misma postura y no sume voluntades a favor de los pañuelos celestes.

En este contexto, el Frente de Todos buscará cerrar el año legislativo con una fuerte victoria para el Gobierno. Si bien el clima es mejor que el de 2018 para que salga la ley, ya que desde la Casa Rosada trabajan permanentemente en el tema, la victoria no está asegurada. Todo indica que será una definición reñida, voto a voto.