CFK llegó a la estación aérea junto a su hija Florencia Kirchner, con quien permaneció en la isla durante una semana para acompañarla en los preparativos de retorno al país luego del tratamiento médico de un año al que debió someterse en Cuba. Juntas cumplirán con el aislamiento obligatorio determinado por el presidente Alberto Fernández.

Tal como informó Diagonales, la ex presidenta informó esta semana sobre su regreso a la Argentina en una serie de tuits en los que expresó que, aunque Cuba no es un país de riesgo, cumpliría el plazo de aislamiento social, preventivo y obligatorio, fijado por el Poder Ejecutivo desde el 20 de marzo y hasta el 31 del mismo mes para contener la propagación del virus.

En ese mensaje, la vicepresidenta pidió a los argentinos que "hagan lo mismo, que se cuiden y que cuiden a los demás respetando el aislamiento preventivo en sus casas" cumpliendo con la cuarentena.