El designado presidente de Arsat durante la gestión de Mauricio Macri, Raúl Martínez, se resiste a presentar su renuncia al cargo. Además, reclama que se le pague una doble indemnización. 

Luego que el gobierno de Alberto Fernández designara a Pablo Tognetti como el nuevo presidente y gerente general de la empresa estatal, Martínez se atrincheró a su cargo y pide reclama llevarse una millonaria indemnización tras su breve paso por la función pública.

De acuerdo a lo que reveló Clarín, ante la negativa de Martínez a renunciar, el Directorio de Arsat resolvió cesarlo en sus funciones. Misma actitud adoptaron otros 7 gerentes y 3 subgerentes designados por el gobierno de Macri que aspiran a llevarse una doble indemnización a pesar de haber sido funcionarios políticos.