Tras el escándalo destapado al conocerse el aporte del gobierno de Mauricio Macri de municiones militares a Bolivia en pleno contexto de derrocamiento institucional a Evo Morales, ahora apuntan al Gerardo Morales por su presunta implicancia. El gobernador es señalado por el arribo de un avión militar estadounidense a Jujuy en 2019 y el rol del entonces embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García.

La denuncia es impulsada por la agrupación Tupac Amaru, referenciada en la líder jujeña Milagros Sala. La organización popular se pronunció frente al tema tras la condecoración pública que Morales hizo hacia Álvarez García, quien hoy se desempeña como Ministro de Trabajo del mandatario provincial.

Es indispensable que se investigue lo que sucedió la noche del 4 de Septiembre de 2019 y la madrugada del 5 de Septiembre del mismo año, con motivos de la visita de Ivanka Trump a la provincia de Jujuy y el arribo de un avión militar de la Fuerza Aérea de Estados Unidos e importantes funcionarios del citado país”, comunicó la agrupación Tupac Amaru.

En esa misma línea, apuntaron contra la condecoración de  Morales a Álvarez García, que tuvo lugar este jueves, y que la organización militante señaló como un acto de “desafío a la autoridad política”. El referente de la Tupac Amaru, Alejandro “Coco” Garfagnini señaló que Morales compromete “los intereses nacionales frente a una nación hermana como lo es Bolivia”.

“Morales condecora a Álvarez García porque está protegiendo a un amigo, un socio político y un cómplice suyo en el apoyo logístico, militar y económico del golpe de Estado en Bolivia”, dijo Garfagnini y señaló: “No hay dudas que está comprometiendo los intereses nacionales, corresponde evaluar seriamente la necesidad de intervenir políticamente la Provincia de Jujuy. Morales desprecia la democracia”.

La noche del 4 de septiembre de 2019 Ivanka Trump, hija del entonces presidente de Estados Unidos Donald Trump, arribó a la Argentina junto al Secretario de Estado Adjunto, John Sullivan y otros funcionarios del gobierno estadounidense en aquel momento. Asimismo, en la pista de aterrizaje del Aeropuerto Internacional Guzmán de San Salvador de Jujuy repostaron durante esa noche un Hércules C130 de la Fuerza Aérea Argentina y el avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que trajo a Trump y la comitiva hasta la Argentina.