Jorge Vara es ingeniero agrónomo, productor agropecuario y fue Ministro de Producción de la provincia de Corrientes entre 2009 y 2019, año en el que fue elegido como Diputado nacional por el radicalismo. Su extensa trayectoria y vasto conocimiento tanto del campo correntino que hoy arde en llamas como del sistema productivo de la provincia lo vuelven una voz relevante para profundizar en lo que está pasando en el litoral argentino.

¿Cómo está la situación en Corrientes hoy y qué tendría que pasar para que esa situación mejore?

-La situación está muy complicada. Los daños económicos a esta altura ya son muy importantes y van a incidir sobre la economía de la provincia en general y en particular sobre el interior. Para que esto se supere tiene que llegar la lluvia, la verdad es que hoy no es mucho lo que se puede hacer y lamentablemente los pronósticos no son muy favorables para el resto de febrero. Hay que seguir actuando, luchando contra el fuego con los elementos que se tiene, fortalecer los medios aéreos y el apoyo a los bomberos voluntarios, sumar más voluntarios y capacitarlos. Estamos ya hablando de más de 600.000 hectáreas incendiadas y focos de incendio que se cuentan por miles, se declaran entre 20 y 30 focos nuevos por día.

Usted estimó las pérdidas económicas para fin de mes en unos USD 500 millones. ¿Hasta dónde pueden llegar esas pérdidas?

-En función de cómo viene evolucionando y por los pronósticos que tenemos, si no hay cambios importantes cuando lleguemos a fin de mes es probable que estemos en esas cifras sino incluso un poco más. Esto implica un porcentaje importante del producto bruto agropecuario de la provincia. Desde 2008 o 2009 no teníamos un evento de estas características, no es normal lo que está pasando. En diez años que fui Ministro de Producción nunca me pasó algo así. Hay un componente cíclico también, cada dos Niños viene una Niña, cada diez u once años hay eventos importantes, pero esta vez es muy extremo.

Jorge Vara: "Se sabía lo que podía pasar en Corrientes, se tendría que haber montado un operativo a nivel regional"

¿Cuál fue la respuesta de la provincia desde el inicio de la problemática y cómo se está gestionando hoy la crisis?

-Al principio se basó mucho en la expectativa sobre el apoyo de Nación. En función de la experiencia de mucho tiempo que tuve en esa área, yo no hubiera esperado tanto porque en esto es muy importante actuar rápido. Inicialmente nos quedamos esperando una ayuda que después no fue tal, o fue menor. Una vez que el tema empieza a tomar estado público y empieza a salir en los medios nacionales Nación acusa recibo de lo que estaba pasando, empieza a evaluar con un poco más de seriedad, que no se si hasta el día de hoy tiene evaluado correctamente lo que está pasando, y empiezan a aflojarse más algunos recursos y a articular mejor con la provincia. También recibimos apoyo de otras provincias, como Córdoba, Jujuy y Mendoza. Esto no significa que no se estuviera actuando antes de recibir esas ayudas, Defensa Civil estaba actuando, los cuarteles de bomberos estaban sobre la situación, pero no se contaba con los elementos necesarios. El Gobernador sacó un subsidio extraordinario para los bomberos, y hoy se está trabajando con los elementos disponibles.

 ¿Puede decirse entonces que la provincia podría haber estado mejor preparada?

 -No se contaba con los medios aéreos, en la provincia no había estacionado un solo avión para la lucha contra el fuego. Y ya se sabía desde septiembre u octubre que podíamos tener una seca fuerte en el área y lo que podía llegar a pasar. Podía ser un poco más en Chaco, en Formosa, o en Corrientes y Misiones como está ocurriendo ahora, pero se sabía que podía ocurrir en la región. Cuando viene una Niña o un Niño uno no puede prever exactamente dónde será el epicentro, pero sí que a la región le va a pegar. Esto iba a caer en el litoral, y yo creo que a nivel regional se tendría que haber montado un operativo fuerte para actuar donde cayera, y eso es lo que no ocurrió. 

Jorge Vara: "Se sabía lo que podía pasar en Corrientes, se tendría que haber montado un operativo a nivel regional"

Faltó previsión, falta profesionalismo y falta apoyo de Nación a las provincias. Y otra cosa es que las provincias no pueden estar dependiendo tanto de nación, tienen que prepararse para valerse por sí mismas, porque ¿de qué sirve echarle la culpa a la nación cuando perdiste 500 millones de dólares que vos como provincia podrías haber prevenido con 20 o 30 millones de dólares?

 ¿Y cómo fue la respuesta de Nación?

 -No estaban preparados, ahora en la urgencia se están preparando. En su momento se llegó a tener 26 elementos aéreos de disposición permanente, que igual es poco, pero cuando empezó esta situación sólo había cuatro. No lo estaban previendo. Ahora están llegando elementos para los bomberos voluntarios, pero ¿por qué no llegaron en octubre o noviembre cuando estaban comprometidos? Otra cuestión es que el Sistema Nacional de Manejo del Fuego está bajo la órbita del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, y yo creo que muchas veces la formación, las habilidades desarrolladas y las capacidades de quienes integran esa dependencia no son naturalmente las mejores para estos temas. Deberían depender de Seguridad. Durante el Gobierno de Macri dependía de Ambiente, pasó a Seguridad y funcionó mejor. 

Jorge Vara: "Se sabía lo que podía pasar en Corrientes, se tendría que haber montado un operativo a nivel regional"

Cuando asume el Gobierno del Frente de Todos Cabandié se lo sacó a Seguridad, pero cuando se votó el presupuesto 2020 los fondos quedaron en Seguridad, entonces los expedientes que se generaban en Ambiente había que mandarlos a Seguridad para que autorice los pagos. Y en Seguridad se ve que no quedaron muy conformes porque no es que se apuraban mucho para efectuar esos pagos. Conclusión, las empresas prestadoras de servicios no cobraron un peso en todo el año. Cuando arrancó el 2021 no se volaba, muchos pilotos se fueron a trabajar a otros lugares. Yo conozco un contratista que es del norte y atendía la Patagonia que tuvo que vender un campito que tenía en el Chaco para pagarle a sus pilotos porque no cobraba.

 Estos eventos son cada vez más recurrentes año a año, ¿qué hace falta para que el Estado nacional pueda ofrecer respuestas más efectivas?

 -Normativas no faltan, no hay impedimentos legales para que se tomen mejores acciones. Hay que involucrar a las áreas de Defensa y Seguridad, que son idóneas para enfrentar  estas situaciones. El Ejército por ejemplo, fuerzas que están preparadas para estas cosas. Hay medios disponibles que no se están usando. Hay siete mil efectivos en la provincia por ejemplo que no están saliendo.

 Hubo muchos cruces y pases de responsabilidades entre el Ministro Cabandié, el Gobernador Valdés, la Mesa de Enlace, el Intendente de Mercedes Diego Caram ¿Cuál su opinión sobre estos cruces en medio de una situación que no para de empeorar?

 -Creo que profundizar sobre esas chicanas no suma y no construye. Lo que sí digo es que el sistema no estaba funcionando cuando empezó a ocurrir todo, hoy muchas de esas cosas sí  están funcionando pero tendrían que haber funcionado antes porque en esto el tiempo vale oro. Cabandié tendría que haber sido el primer funcionario nacional en ir a la provincia. Y con lo del Intendente de Mercedes hay una crítica porque recibió medios aéreos directamente de Nación cuando la ley no prevee eso. El Ministerio incumplió la ley al aportar ese recurso directamente al municipio puenteando a la provincia. No se entiende cómo el municipio recibió tres aviones si la provincia tiene disponibles dos. Pero la verdad que estar peleándonos por aviones no tiene sentido, lo importante es que estén funcionando, después se discutirán esos aspectos políticos. Yo los dejaría para después que termine el evento.

 Un debate que siempre surge en estas situaciones es el de la falta de una ley de humedales. ¿Cuál es su posición al respecto?

 -No está de más discutir y sacar una ley de humedales, pero no es estrictamente necesaria. Creo que hoy tenemos las normas que protegen los humedales y su protección pasa por hacer cumplir esas normas existentes. Nos estamos preocupando por hacer nuevas normas y no se cumplen las que existen, como por ejemplo no se cumple la ley de bosques nativos, llamada ley Bonasso. Creo que también hay un trasfondo de organizaciones ambientalistas que avanzan en esta cuestión y en general buscan echar culpas, que por suerte en esta situación no está pasando. El fuego está llegando al Iberá y el Iberá lo tenemos protegido con la Constitución de Corrientes, no por una ley, y no se puede culpar de que el fuego llegue a la falta de una ley de humedales. Por supuesto que se puede regular sobre eso, pero hay que respetar las autonomías provinciales. La Constitución del 94 no le saca la potestad a las provincias de sus recursos naturales. Si se sanciona una ley que pase por arriba los derechos de la provincia de Corrientes la vamos a discutir en todos los ámbitos, y si es necesario se llegará a la Corte Suprema de Justicia. Además hay muchos proyectos, hay que ver específicamente qué es lo que se va a discutir en todo caso, y desde Corrientes hay que tener en cuenta que una enorme superficie de la provincia son humedales, por lo cual lo que se sancione puede afectar mucho a la provincia. Yo no creo que las agendas ambientalistas y de la producción sean contradictorias, lo que tiene que estar claro es cuál es la agenda ambiental concreta y discutirla en el Congreso.

Jorge Vara: "Se sabía lo que podía pasar en Corrientes, se tendría que haber montado un operativo a nivel regional"

 Otro tema que se debate desde el ambientalismo es el impacto de las grandes plantaciones forestales, los cultivos exóticos, monocultivos, etc.

 -Todo lo que sembramos es exótico, los eucaliptus y los pinos, pero también la soja, el arroz, etc. Creo que la intervención del ser humano sobre el medio ambiente no tiene que ser necesariamente mala, hasta puede ser beneficiosa, recuperar el ambiente. Yo no soy un negacionista del cambio climático, al contrario, es preocupante en el planeta y en nuestro país, en el diagnóstico estamos de acuerdo, pero discutamos cuál es la agenda para enfrentar eso. Considero que hay agendas ambientales que resultan inválidas. Cuando estaban los incendios en Rosario y se decía “ley de humedales ya!”, podés tener una ley de humedales mañana y si a la semana siguiente se dan las condiciones vas a volver a tener incendios. Lo mismo cuando se hacía ese planteo frente a las inundaciones. Es importante no mezclar las cosas. Además, no hay impedimentos ni vacíos legales para enfrentar esas situaciones hoy en día. ¿Qué te impide hoy, por ejemplo, tener un sistema eficaz de lucha contra incendios? No se hace nada, y cuando se quema todo salimos todos a ver quién es el culpable.

 Cambiando un poco de tema, ¿qué opina sobre el acuerdo con el FMI?

 -El acuerdo puede no ser bueno, pero peor sería no tener acuerdo. Puede ser un mal necesario, pero no me animo a opinar categóricamente sin conocer la letra chica, por ejemplo a qué tasas se refinanciaría. Las tasas a las que se negociaron en el gobierno de Macri fueron buenas tasas. Que después eso se usara para pagar el déficit es otra cosa, había que hacer un ajuste en el gasto. Yo no gastaría más de lo que son mis ingresos, creo que no fue acertado haber pedido plata para solventar el déficit. Después hubo factores que incidieron, como la suba de las tasas de EEUU, la seca que en ese momento hizo que dejaran de entrar unos 7000 millones de dólares, la crisis entre Trump y China que hizo caer el precio de los comodities. Si ahora se va a refinanciar con esas mismas tasas, que sería lo más lógico, es una cosa. Si nos van a cobrar punitorios, penalidades, sobretasas, eso hay que verlo. Lo que está claro es que hay que bajar el gasto público, no  gastar más de lo que se recauda, y que lo que se recauda es mucho en relación al tamaño de la economía. Creo que el desafío en 2023 van a ser dos temas, la ley de coparticipación federal, pero mucho más importante un sistema impositivo más simplificado, no tan burocrático y más racional. Un sistema que promueva al que hace y no al que guarda, promover la actividad empresaria de todo tamaño. Hay que cambiar las reglas del juego.

 Hablando de 2023, Larreta se propone como el candidato inevitable de JxC pero la UCR insiste con la idea de un candidato propio...

 -Justamente el viernes en Santa Fe hay una reunión de todos los legisladores con la mesa nacional de la UCR. Los legisladores somos un componente fuerte de JxC. Hoy el poder real lo tienen cuatro gobiernos jurisdiccionales, tres provincias y la CABA, un número importante de municipios y las dos Cámaras. Yo creo que hay que hacer una propuesta. Quizás la UCR lo que tiene más flojo es el tema del candidato, somos más fuertes en estructura y mucho más fuertes en poder territorial. Lo que sí creo es que no es viable algo como lo anterior, una alianza electoral y una condición legislativa en la que apoyamos la gobernabilidad pero que no era una coalición de gobierno. La UCR no fue parte del gobierno de Cambiemos, todo pasaba por lo que decidía el partido del Presidente. Lo que hay que consensuar es un plan de gobierno, tenemos que saber bien a qué barco nos estamos subiendo, cómo van a ser las condiciones y los roles arriba del barco, y fundamentalmente hacia dónde lo vamos a llevar, ¿vamos a ir a la costa de África, al Caribe o al Mediterráneo?

Jorge Vara: "Se sabía lo que podía pasar en Corrientes, se tendría que haber montado un operativo a nivel regional"

 ¿Y quién tendría que ser hoy, para usted, el candidato de la UCR?

 -Quien expuso su voluntad es Morales, que además es el presidente del partido. Por otro lado, si bien no lo dice abiertamente Lousteau podría ser un candidato. Yo como integrante de una provincia, antes las dos opciones pondero la visión de morales sobre la problemática del interior. Creo que tenemos que salir adelante con la región central y con todo el país. No podemos tener una región tractor y otra acoplado, todos tenemos que ser tractor, todos tienen que aportar a la salida del país. Y puedo asegurar que en las economías regionales hay muchísimo para aportar, hay que conocerlas más en profundidad y tenerlas más en cuenta.