La contundente marcha sindical dejó seguramente preocupaciones en el interior del Gobierno, ya que si bien hicieron todo lo posible por vaciarla se calcula que hubo más de 300 mil personas. Es por eso, que en el día después pareciera que desde el Ejecutivo nacional comienzan a tender  algún puente de diálogo. Fue el ministro de Trabajo, Jorge  Triaca quien aseguró que están dispuestos a reunirse con Hugo Moyano, aunque aclaró que "sin extorsiones". Por su parte, el líder de Camioneros expresó que "si el Presidente me convoca, me reuniría con él". 

En una entrevista con Infobae, cuando se le  preguntó si volverá el diálogo con Hugo Moyano, el titular de la cartera de Trabajo respondió: "El diálogo con este Gobierno siempre está abierto, pero no queremos condicionamientos, no queremos mecanismos extorsivos. Me siento pero si me resolvés tal problema judicial, no va más en la Argentina" y ante la repregunta de si con Moyano también, aseguró que "por supuesto,  con todos los dirigentes". 

Por su parte, el líder de Camioneros Hugo Moyano calificó de "contundente" la movilización y remarcó que "si el Presidente me llama, voy a ir"

Además señaló que "si el Gobierno cree que tiene que hablar conmigo, yo no me puedo negar a hacerlo. Es lo mismo que pasa con los empresarios: yo discuto algunas cosas, pero cuando tenemos que sentarnos a resolver problemas, tenemos que hacerlo".

De esta manera, ambas partes dejaron una puerta abierta para sentarse a dialogar a pesar de sus serias diferencias.