La diputada nacional por el Frente de Todos, Mónica Macha, integra la lista que encabezan Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan para diputados por la provincia de Buenos Aires. De esta manera, la legisladora busca renovar su banca en el Congreso y sacar una amplia ventaja sobre Juntos por el Cambio. 

En conversación con el programa En Boca de Todos de Diagonales Radio, Macha sostuvo que la coalición opositora representa un proyecto político que sostiene la concepción de un "Estado chico, debilitado y con mucha intervención del mercado".

Frente a ello, la diputada sostuvo que a la hora de votar, no hay que prestarle atención a las internas sino a los proyectos políticos que plantea cada espacio. En ese sentido, criticó a Juntos por el Cambio por ir "en contra de lo colectivo y la toma de conciencia" durante la pandemia. 

¿Cuáles son sus sensaciones por formar parte de lista?

-Es una muy representativa de todos los espacios que conforman el Frente de Todos así que muy honrada de poder formar parte de esta construcción que ha sido muy meticulosa y responde a esta necesidad de consenso y articular tantos espacios. Una lista heterogénea  que elaboramos no sólo una propuesta electoral, sino de gobierno y eso lo estamos cuidando porque es la garantía de poder llevar políticas públicas que cuiden derechos, un rasgo característico de nuestro espacio.

¿Qué opina de las candidaturas de Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan?

-Es una muestra más de esta síntesis, creo que además Victoria viene con toda la experiencia vinculadas a las políticas sociales y Daniel Gollan con la experiencia de años de un sanitarista muy importante en nuestro país y además con la experiencia de gestionar una pandemia. Son muy representativos del trabajo que hemos hecho en estos dos años

El mismo Alberto Fernández ha remarcado que se trata de una elección y una campaña atípica, ¿comparte esta apreciación?

-Sí, es una campaña difícil en la que convocamos a la ciudadanía a reconfirmar un compromiso con nuestra propuesta de gobierno y además tenemos que ver cómo desde esta posición buscamos las herramientas para poder salir adelante de esta pandemia, no sólo en materia sanitaria, sino también en términos de reactivación económica y una dimensión más subjetiva, psicológica, emocional y familiar. Creo que en algún punto y en algún momento, hemos pasado por planteos muy fuertes, ha sido una experiencia muy difícil, con muchas pérdidas. Se trastocaron cosas que creíamos certezas. Todo eso también juega en el marco de esta elección y por supuesto también ha impactado hasta en la modalidad de campaña porque hoy no podemos hacer actos multitudinarios, por ejemplo, y en cambio hacemos actividades virtuales. En ese sentido también es una campaña atípica.

¿Cómo ve la salida de la pandemia?

-Bueno, de hecho nuestro hashtag es “La Vida que Queremos”, es una propuesta al futuro donde las grandes decisiones deben ser colectivas. Nosotros tenemos un sistema de representación pero también es una invitación a que cada vez más personas se sientan convocadas a participar de la política y pensar cómo ponemos de pie a este país. La salida de la pandemia tiene que ver con las vacunas y el plan de vacunación por supuesto, pero va más allá de eso porque nos propone repensar nuestras prácticas. Algo que dejó en claro la pandemia es que la salida es colectiva, ya no queda ninguna duda.

¿En qué lugar ubica a la oposición en este proceso?

-La oposición ha tenido un rol de mucha irresponsabilidad histórica, porque cuando necesitábamos afianzar un proceso de vacunación y acciones para evitar contagios y muertes, han tenido una actitud irresponsable generando descrédito sobre las medidas  y herramientas avaladas en el resto del mundo.  Fueron en contra de lo colectivo y la toma de conciencia de lo que significa esta etapa. En el afán por desafiar al gobierno nacional, no han tenido ningún miramiento en la crisis. Por otro lado, algo que ya habían demostrado cuando era gobierno fue el desprecio por el rol de un Estado fuerte, sino todo lo contrario siempre piensan en un Estado chico, debilitado y con mucha intervención del mercado. Nosotros sabemos que cuando se dan esas situaciones, se profundiza la desigualdad. La igualdad está relacionada con la distribución de la renta y la oposición le rehuye de eso.

Desde algunos sectores de Juntos sostienen que el kirchnerismo va a jugar para que Manes gane en la interna de Juntos

-No, no me consta en lo más mínimo. Nosotros estamos en nuestra construcción y la decisión de responder a las demandas que plantee la población en este contexto tan difícil. Ellos tendrán su interna y la definirán en las PASO, igual me parece que lo que está de fondo es esa concepción más general que tiene Juntos por el Cambio de acotar derechos en lugar de ampliarlos y eso lo vemos en los discursos y en el trabajo parlamentario. Siempre están en contra de las necesidades de las mayorías, eso es lo que tenemos que mirar.

¿Qué opina sobre Horacio Rodríguez Larreta haciendo campaña en la Provincia?

-Bueno, también responde a sus internas. Tiene que ver con estas elecciones y la de 2023, están haciendo su propio juego. Lo que tenemos que mirar son los proyectos de país que plantean y la gran diferencia con la que planteamos desde el Frente de Todos.

¿Cree que para eso es importante la celebración del debate que propuso Victoria Tolosa Paz?

-Totalmente, es muy necesario. Argentina viene teniendo un desarrollo en los debates y ahí se ponen en común y en tensión las distintas propuestas y que eso sirva para la hora de tomar la decisión cuando votamos.

¿Qué opina de los dichos misóginos de Fernando Iglesias y la defensa que ayer hizo Patricia Bullrich?

-La verdad que Fernando Iglesias no es la primera vez que usa esos modos para expresarse sobre las mujeres. Es una persona que es varia oportunidad ha ejercido violencia simbólica, comunicacional y política, lo ha hecho con otras mujeres del ámbito periodístico y cultural, inclusive en el recinto hemos tenido este tipo de situaciones. La verdad es que cuando sucedió lo de Florencia Peña se marcó un límite, no se puede decir cualquier cosa y menos en el caso de un diputado. Demuestra lo que es y Juntos por el Cambio lo apaña porque es candidato por la Ciudad de Buenos Aires. Es importante remarcar que necesitamos que las listas no tengan violentos entre sus nombres. Waldo Wolf fue su “coequiper” pero también lo respaldaron Patricia Bullrich, Jorge Enrique e incluso María Eugenia Vidal primero dijo que compartía "los valores de Fernando Iglesias” y recién después del repudio generalizado se quiso despegar.