El diputado nacional y precandidato a presidente, Daniel Scioli, recibió a Diagonales a horas de haberse presentado en Comodoro PY una denuncia en su contra por "lavado de dinero". En conversación con este portal aseguró que se trata de un "modus operandi" y reflexionó: "A alguna alternativa le debe haber molestado mi candidatura". 

Además habló sobre la actualidad del país y consideró que la gente va a llegar "agotada, extenuada" al próximo Gobierno, pero que éste generaría nuevas "expectativas". Qué dijo  sobre el Gobierno de Macri y Vidal, quién será para él el candidato de Cambiemos, ¿hay Plan "V"?, su relación con Cristina Kirchner y el caso en manos de Ramos Padilla. Todo eso y más en esta entrevista con Diagonales... 

Si tuvieras que hacer un breve balance de las cosas que te parecen más serias, más graves, más comprometidas que están pasando en Argentina, ¿qué dirías?

 - Es obvio que ya han transcurrido más de tres años de gobierno y a la gente se le fue agotando la paciencia, y las expectativas, que podía tener, que le generaba el gobierno, que el esfuerzo iba a valer la pena y que iban a mejorar las cosas. La verdad está en la calle, en el comercio, la industria, en las familias, en las universidades, en los centros de jubilados y uno puede con toda claridad percibir la angustia que hay, la desesperación, la desilusión y frente a esto, este es un año de elección es crucial.  Siento que la mayoría de la gente está pidiendo únanse para defendernos, sacarnos de esto y encarar otro camino. 

¿Notas una demanda de unidad?

 - Sí, sí. No solamente de lo que podría ser digamos la base tradicional del peronismo sino también fundamentalmente de una clase media que ve cómo se le ha ido deteriorando su calidad de vida. A esto te podría agregar la reivindicación fuerte que hay al histórico debate en donde ya había advertido lo que finalmente está pasando.

 Eso te quería preguntar, ¿volviste a ver el debate entero? 

 - Veo muchas veces parte del debate que lo sube la militancia que ha sido parte fundamental de eso. Yo fui la cara visible,pero detrás mío había mucha gente ilusionada y que sacó tiempo a su familia, a su trabajo y que se largó a transmitir esto, principalmente entre la primera vuelta y el balotaje en el cual nos permitió llegar hasta casi el 49 por ciento. 

Entonces frente a toda esa gente yo siento una enorme responsabilidad a partir de la coherencia que he tenido de sostener una visión opositora distinta de qué manera había que abordar los problemas que habían quedado pendientes en el país y de qué manera podemos revertir esto y por eso he planteado la síntesis “El otro camino” que es mucho más profundo, que se trata de diez medidas fundamentales para logar cambiar esta política económica fundamentalmente.

 ¿Cómo imaginás el escenario, con PASO?

 - Yo creo que las PASO son más necesarias que nunca en este contexto de división, de sectores fragmentados que es necesario con el voto de la gente ordenar las candidaturas para que con un acuerdo programático muy claro la gente sienta la confianza y la esperanza de que vamos a salir adelante.

 Entonces,tenemos PASO, las ganás, y luego te enfrentás a Macri o a Vidal, asumís: las primeras cuatro medidas que tomás el 11 de diciembre.

 - Bueno, en distintos frentes hay que trabajar, porque la sumatoria de todo eso va a descomprimir la situación y va a permitir sacar de la agonía a las Pymes, reactivar la economía que eso es fundamental. Esto tiene que ver con una reducción, simplificación de  impuestos, desdolarización de las tarifas,replanteo del sistema financiero que hoy es la herramienta que está utilizando el gobierno, pensar que con eso sólo va a contener la inflación y hemos visto los resultados, de qué manera se va disparando la inflación o de qué manera buscan contener el dólar para una aparente estabilidad para poder llegar a las elecciones.

 Luego la recomposición del salario, el salario tiene que aumentar y recuperar lo que ha perdido, lo mismo las jubilaciones con respecto a la inflación. Cuando uno ve que el consumo cayó 30 por ciento, oh casualidad los salarios perdieron un 30 por ciento.

Scioli tras la denuncia en su contra: "A alguna alternativa le debe haber incomodado mi lanzamiento"

 Y todo eso, con el nivel de endeudamiento que tiene la Argentina hoy, la plata para hacer eso ¿de dónde sale?

- Bueno, ya hemos visto en algún momento del país cómo se lograba un crecimiento del 9 por ciento, una inflación del 10 y desendeudamiento al mismo tiempo y con una mejor distribución del ingreso y superávit gemelos. Yo creo que hay que llegar al superávit fiscal vía el crecimiento, no vía el ajuste. Vos fijate que con este ajuste, a pesar de la suba de impuestos, una menor actividad económica genera menos ingresos y la variable de ajuste no puede seguir siendo los salarios y las jubilaciones.

 Con el Fondo Monetario, ¿qué se hace?

 - Fundamentalmente hay que hablar con sensatez, de sentido común y de responsabilidad. Acá no se trata de ir a pedir primero un refinanciamiento de la deuda que por más que la den a cien años, sino crecemos no vamos a poder pagar. La gente consume más cuando gana más entonces lo que hay que cambiar esas imposiciones para poder implementar programas de crecimiento en función de la economía, recuperación de la capacidad industrial ociosa, pensá que tenés el cincuenta por ciento de la capacidad industrial del país disponible. Entonces lo que hay que buscar precisamente dar un re impulso a la producción nacional y al trabajo argentino.

Y luego tenés un problema, por ejemplo la cadena de pagos que hay que abordar, hay un problema con las deudas previsionales y fiscales. Hay que tener una agenda muy clara para sacar de la agonía a las Pymes.

Cuánto tiempo de changüi crees que la sociedad le puede dar, en caso que no siga Macri, a un próximo gobierno opositor y que plantea solucionar estos problemas, primero por el nivel de endeudamiento y segundo por el nivel de paciencia que la gente puede tener.

 - Sí, porque la gente va a llegar agotada, extenuada, ya un nuevo gobierno generaría expectativas y con un plan de gobierno y una gran concertación detrás de objetivos como los que te acabo de hacer referencia.

 ¿Cómo sería esa concertación?

 - Mirá, hay que hacer un gran acuerdo parlamentario y fundamentalmente abrir un gobierno a gente con experiencia en estos avatares, una agenda que va a ser muy exigente, muy exigente. Después hay desandar la grieta que se ha profundizado y la mayor grieta en una sociedad son las desigualdades, las injusticias sociales.

 ¿Vos te referís a esa grieta más allá de lo que llaman grieta?

 - A eso me refiero también, es un conjunto de cosas porque evidentemente el Estado tiene que administrar las tensiones sociales. El otro tema es el de las tarifas, tenés que desdolarizarlas, mirá los balances de las empresas de servicios públicos, han multiplicado sus ganancias exponencialmente en dólares mientras que los usuarios están padeciendo esas tarifas. Hay que tener un control más activo con costos abiertos.

¿Vos sentís que un gobierno opositor a este oficialismo, siendo oficialismo podría tener espalda para enfrentarse a estos poderes reales? ¿Cómo enfrentás eso?

 - Con la expectativa y el poder que da un nuevo gobierno que explique con claridad y hable con la verdad de una situación que no da para más. 

Basta de tarifazos, las tarifas no pueden aumentar por arriba de lo que aumentan los salarios de la gente, los créditos UVA no pueden aumentar más de lo que aumenta un salario, créditos hipotecarios que pueden ser un dinamizador de la economía de un sector clave como la construcción se generan estragos, las familias que fueron con una expectativa a buscar un crédito hipotecario para tener algo que da tanta seguridad que es el techo propio, entonces, todo esto, un sistema financiero que hay que sacarlo dela especulación financiera y ponerlo en inversión productiva, créditos para el consumo.Luego otro tema que me parece central es tema seguridad alimentaria, si el país produce alimentos para cuatrocientos millones de habitantes en el mundo, como puede ser que en la Argentina la canasta familiar esté aumentando lo que está aumentando.

 ¿Ahí habría que volver a poner retenciones por ejemplo?

 -  Más que retenciones un Gran Acuerdo de precios. Cuando uno revisa las cadenas devalor del productor al mostrador vemos la superposición y por eso la reducción de impuestos tiene que estar orientada a eso. Salvando las distancias, los países petroleros cuesta más caro un litro de agua que un litro de nafta, un país productor de alimentos no podemos estar con estos valores, es fundamental.

Te digo de las retenciones porque era una manera de tener determinados productos que no fueran a precio dólar a un valor diferente al de exportación.

 - Sí, lo que pasa es que el gobierno le ha dado un tipo de cambio alto, le sacó las retenciones a gran parte de los productos del campo y por otra parte pueden liquidar las divisas cuando sea, cuando en el país lo que necesitamos no es ir a pedir más préstamo, lo que necesitamos es generar dólares genuinos y esto se hace con exportaciones, por eso tenemos que incentivar sacar los impuestos a las retenciones a los productos industrializados que se exportan, no es lo mismo un producto que vos le vendes con valor agregado con mano de obra argentina que productos primarios. Estas son las cosas con las que hay que trabajar. Había una primera etapa de industrialización del país que se desarrolló, ahora venía la segunda de la reindustrialización de la mano de las universidades, de las escuelas técnicas, agrarias. Hoy se están reemplazando fábricas por productos importados.

 ¿Viste la entrevista del domingo a la noche a Macri?

 - Sí, vi una parte.

¿Qué observaste?

 - Un convencimiento de él de que vamos por el buen camino. Yo siento que la gente en general no piensa eso.

 ¿No lo notaste nervioso? 

 - Sí bueno, también se vio esa actitud el día de la Asamblea Legislativa. Hay una tensión propia de que las cosas no están saliendo bien, por eso creo que el gobierno con su política pensaba que iba a llegar al último año de mandato en mejores condiciones y hoy ve que la inflación se le descontroló, no paran de recurrir al Fondo Monetario Internacional, lo último fue pedir que le autoricen nueve mil seiscientos millones para en definitiva seguir financiando fuga de capitales, ¿y el día después? ¿Argentina el día después? 

Fijate el cronograma de vencimientos en 2020, no hay prácticamente desembolso pero sí hay un cronograma de vencimientos muy exigente, entonces es evidente que la deuda o el desendeudamiento que era un activo muy importante para encarar esta etapa del país a partir de 2015 se ha desperdiciado en base a facilitar la especulación financiera y fuga de capitales y el endeudamiento condiciona mucho al país no solamente desde el punto de vista económico, también político, su soberanía, etcétera. Entonces, hay que salir de esta lógica del ajuste, revirtiendo esto en la manera que yo te acabo de decir. Se ha probado ya al comienzo del gobierno que tuvimos con Néstor Kirchner en 2003, hubo una política activa, un rol del Estado y pilares fundamentales que eran el mercado interno, salarios, industria nacional y encarar, lo que aquella sí era una “pesada herencia”, un país con ciento veinte millones de deuda y en default.

 El lunes a la mañana te hicieron una denuncia por lavado de dinero, ¿qué tenes para decir de eso?

 -Me llama la atención que se dé a tres días del lanzamiento de la precandidatura. Se ha transformado ya en un modus operadi. En todo momento yo siempre he estado y estoy a derecho y de hecho muchas de estas cuestiones han sido arduamente investigadas y han pedido mi sobreseimiento en La Plata. Así que esto… 

Vos fijate lo que pasó con Lavagna, de repente Lavagna un hombre de consulta, empieza a mostrar su vocación y empiezan a decirle esto, lo otro. Tinelli, como ciudadano, como empresario ha fijado una posición, con su punto de vista, con su sensibilidad popular, te puede gustar o no pero y ya inmediatamente… bueno. Hay que poner todo el esfuerzo primero, poner las cosas en su lugar. La independencia de los poderes, la autonomía de la oposición, la responsabilidad del Ejecutivo, como pilares básicos para el funcionamiento democrático.

Es decir, el jueves cuando te presentaste en el ND Ateneo, sabías que algo iba avenir…

 - Evidentemente a alguna alternativa le debe haber incomodado mi lanzamiento que parte de una decisión que siento que me fue empujando la gente al decir “Daniel , te necesitamos, fuiste nuestro último candidato, no podes ser indiferente, mirá lo que está ocurriendo...” Porque yo esperaba también, bueno, el momento en el que la gente reacciona estar ahí al lado y la gente empezó a reaccionar y no solamente reaccionó la gente que nos acompañó sino también los desencantados, desilusionados que fueron con expectativas, con buena fe porque les prometían un cambio de Pobreza Cero y vemos que ahora dicen que se van a conformar con mantener el mismo nivel de pobreza de 2015, pero aparte de eso tenemos una deuda monstruosa, somos de los países con más inflación y endeudados del mundo. 

  Habrás visto la exposición del Juez Ramos Padilla en el Congreso ¿Qué te generó todo esto?

 - La verdad que no conozco, no tengo los elementos, te digo sinceramente, no conozco la causa, será que por la forma que lleve siempre el gobierno, respetuoso de la independencia de la Justicia, a tal punto que la Corte en la semana en que me despedí como gobernador hubo un reconocimiento explícito con la independencia que habían trabajado y ese ha sido siempre mi comportamiento, pero ahora estamos en un momento donde es claro de qué manera en algunos sectores se ha judicializado la política y politizado la justicia como una herramienta para desacreditar opositores.

 ¿Pensás que va a ser Macri finalmente el candidato o Vidal?

 - Macri.

 ¿Y cómo ves la gestión de la gobernadora en la provincia?

 - Yo estuve en ese lugar ocho años y la Provincia depende mucho del rumbo del país. Si el país impulsa una industrialización, la provincia también. Yo he podido duplicar los parques industriales… Si las políticas industriales, de promoción del empleo nacional y el consumo, bueno, la provincia es el cuarenta por ciento del país y evidentemente puede progresar, ahora, por más esfuerzo que se haga a nivel municipal o provincial si vos no tenés un marco nacional o un rumbo de país claro…Pero no hay nada claro. 

 Yo tengo claro que la gran elección este año es la agenda del ajuste o la agenda del desarrollo argentino. Y cuando hablamos de unidad, no hablamos de unidad política, unámonos para ganar una elección, no, los que se tienen que unir son los trabajadores en defensa propia por una reforma laboral que van a querer imponer de la mano del Fondo. Los jubilados tienen que unirse para que no le caigan con una reforma provisional , las Pymes para que no cierren más persianas, es devastador lo que está ocurriendo en el mundo de las Pymes.

 Si ganara Macri ¿qué te imaginás?

 - Ya lo imaginé todo en 2015. En esta oportunidad, más que poner el esfuerzo y el tiempo que les agradezco que me den, hay que poner todo el esfuerzo en explicar la salida y la solución de esto. Yo la tengo muy clara que a partir de un diagnóstico, de las propuestas actualizadas, de las demandas de la gente y experiencias que hemos vivido. Hay que poner el esfuerzo ahí. Cuando vas a pedir el voto te dicen ¿para qué?. Yo en su momento pedí el voto y advertí de lo que iban a hacer y lamentablemente pasó. Lo advertí no porque era adivino sino porque veía los grandes intereses que se estaban moviendo, te acordás que hasta anticipé que se iba a ir al Fondo, estos préstamos que en definitiva circulan para garantizarse las posiciones de ciertos fondos de inversiones en Argentina.

  Pero esta vez siento que a la gente hay que darle tranquilidad, certidumbre y confianza en cómo la vamos a sacar, en cómo vamos a revertir esto, un arduo trabajo por delante, pero dando los pasos correctos se va a revertir esto.

 ¿Tu relación con Cristina cómo está? Recién dijiste algo que se podría leer como “si yo pude hacer todo esto en la provincia fue porque el país crecía”. Es una forma de reconocer los gobiernos de Cristina, no digo Néstor porque vos era vicepresidente en ese momento.

 - Y sí, ¿Cuál era mi agenda? Inaugurábamos parques industriales, entregábamos computadoras de Conectar Igualdad, viviendas del Plan Procrear, microcréditos, agua potable, cloacas.

  ¿Y cómo está tu relación ahora en términos políticos?

 - Bien, bien, nos conocemos tanto, dieciséis años trabajamos juntos y más todo mi respeto por su situación familiar con su hija Florencia que está atravesando este momento. A veces esto de que en la política vale todo, hasta algunos han puesto en duda la situación de enfermedad de Florencia y hay que humanizar un poco más la política, no es un vale todo, es una lucha de ideas. Es absolutamente comprensible, que por la angustia, el estrés, las personas pueden tener problemas de salud, está comprobado, cualquier médico te lo va a decir.

 Tanto en el Debate como hoy vos decías “Querían hacer esto, fueron hacia allá” y al mismo tiempo decís lo veo a Macri que no sabe qué hacer con la inflación por ejemplo.

 - No, lo veo que ellos insisten en que este es el camino y que no hay otro camino y que era ésto o Venezuela, y con todo respeto al pueblo venezolano, Argentina es Argentina y Venezuela es Venezuela, basta con este cuento de que si yo ganaba Argentina iba camino a a ser Venezuela, porque la matriz productiva de Argentina es distinta, es otra realidad, totalmente distinta.