En Salta, padres de más de 100 niños, niñas y jóvenes con disfluencia organizaron una charla de la que participó el ministro del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro, quien, emocionado, le envió un mensaje de aceptación propia a los chicos

Durante la charla, el funcionario también recordó al ex presidente Néstor Kirchner y contó que él había sido una de las personas que lo ayudó a aceptar su tartamudez. "Un día, poco antes de fallecer, Néstor me convocó para una charla y yo le dije que yo no hablaba en público. Su secretario me explicó que quería que hablé ante 5000 personas en Mar del Plata e insistió con que yo lo hiciera. Yo le volví a decir que no, pero Néstor dijo que me había escuchado charlar con él y que no pasaba nada, que yo hable como hablo porque lo importante era el contenido", describió. 

"Después me mandó un mensaje, también con otra persona, diciéndome que el día que me lo tomé más relajado, más es en joda,  el día que me deje de enojar demasiado y que deje de estar con la guardia en alto, ahí se me iba a empezar a ir", agregó Wado de Pedro. 

El ministro contó que ese día hizo "un click" y empezó a hacer algunas bromas sobre su propia tartamudez.  Incluso contó que al momento de leer las actas en un Congreso del Partido Justicialista,  dijo en tono jocoso: "Bueno, si tienen mucho tiempo se las leo yo".

"Eran bromas que tenían que ver con empezar a cambiar mi visión respecto de la tartamudez y de lo que para mí fueron muchos años de angustia", dijo emocionado con lágrimas en los ojos. "Hoy puedo decirles que hay que romper con el silencio, romper con la soledad, aceptarse y que sea algo que se habla en la familia",  remarcó.

En el marco del Congreso de Tartamudez, en Salta, De Pedro sostuvo que él “no es un ejemplo de superación” y reconoció que “es medio difícil cuando uno es el protagonista, y más siendo padre, me cuesta mucho”.