La empresa Aguas Bonaerenses (ABSA) envió a 250 mil bonaerenses "notificaciones prejudiciales" por las que se intima a los usuarios que mantienen deudas con el organismo a regularizar su situación en un plazo de diez días. La distribuidora aclaró que la medida no generará la interrupción del servicio.

Para aumentar el índice de cobrabilidad, la empresa estatal informó que las intimaciones se realizaron "tanto a usuarios residenciales como no residenciales", de 79 localidades bonaerenses, que "poseen deuda superior a dos años de antigüedad".

"ABSA los invita a acercarse a la sucursal más cercana para regularizar su situación con la mayor antelación posible", explicaron desde la distribuidora de agua al Diario El Día.

El objetivo de poner al día la recaudación, informaron, será "destinado a financiar obras para mejorar el servicio". Desde la empresa aún no detallaron las opciones de pago para los usuarios. 

Asociaciones, clubes y organizaciones sociales suman otra factura más

Entre los intimados, se encuentra el Club Deportivo Villa Elisa, ubicado en la capital bonaerense que mantiene una deuda de $324.655,93. Preocupado por la intimación, el presidente del club, Rafael Irigoiti, afirmó que ese monto "es imposible de pagar" para la institución.

Y afirmó que "el club tiene una deuda histórica que viene de la época de Obras Sanitarias". Luego, con el traspaso de la concesión del servicio de agua potable y cloacas a manos de Azurix, en la institución del norte platense recibieron una intimación. "A tal punto que estuvimos al borde del remate", recordó.

Desde la entidad afirmaron además que saben "que hay muchas instituciones que están en la misma situación".