En 3 años, Vidal duplicó la deuda pública de la Provincia que está cada vez más dolarizada