En medio de tratativas para el traspaso de Ferrobaires a la órbita del Estado nacional, se oficializó la renuncia del administrador de la empresa bonaerense, Fernando Dotti. El hombre designado por María Eugenia Vidal será reemplazado por un funcionario del Ministerio de Transporte de Nación.

El nuevo administrador será el sindicalista Lucas Fernández Aparicio, quien integraba el armado del kirchnerismo porteño vinculado a Mariano Recalde- y hasta hoy se desempeñó como coordinador de la Unidad de Relaciones Laborales en la cartera que encabeza Guillermo Dietrich.

Desde el Ejecutivo bonaerense no se especificaron los motivos de la salida de Dotti, aunque resulta llamativo que su renuncia se conociera un día después de la reunión que mantuvieron autoridades nacionales y provinciales, para avanzar en el traspaso -que debía ser resuelto en mayo-  y el restablecimiento de los servicios del interior bonaerense.