El actual concejal platense y primer precandidato a diputado provincial por la lista que encabeza Facundo Manes en Juntos, Claudio Frangul, señaló que el neurocientífico era respetado por la mayoría de los dirigentes de la colación opositora hasta que decidió competir por una banca en el Congreso. "Ahí empezaron los cuestionamientos", aseguró.

De todas formas, en conversación con el programa En Boca de Todos de Diagonales Radio, Frangul sostuvo que la unidad de Juntos "está garantizada" independientemente de los resultados de las PASO. 

Por otro lado, el precandidato a diputado provincial afirmó que es "muy difícil" mantener un diálogo con el Frente de Todos porque desde el Gobierno se toman "decisiones unilaterales".

¿Cómo viene la campaña?

-La verdad es que es una campaña atípica por la pandemia y diferente a todas las que hemos tenido, más es una situación en la que la gente está muy angustiada por la cuestión sanitaria y los fallecidos. Toda la lista de Facundo Manes acá en La Plata estamos recorriendo barrios, hablando con comerciantes, visitando instituciones. Tenemos mucha expectativa en estas PASO de cara a la interna de Juntos porque entendemos que la llegada de Facundo Manes generó un debate dentro de Juntos por el Cambio que amplía la base de sustentación. Facundo Manes es el mejor candidato para enfrentar al Frente de Todos en noviembre

¿Con qué se encuentran en estas recorridas con vecinos, qué les dicen?

-El tema de la inseguridad está muy presente en cada uno de los barrios que visitamos. También hay preocupación en mucho comercio chico que se vio afectado por la pandemia y que está haciendo un gran esfuerzo para subsistir y mantener las fuentes de trabajo. Y una preocupación transversal a todos los sectores tiene que ver con la educación y la no presencialidad que tiene y va a traer consecuencias muy serias para la formación de nuestros chicos y chicas

En relación a la inseguridad, ¿cómo se hace desde la Legislatura para llevar soluciones a esta problemática que nos preocupa a todos?

-Hay que lograr que las políticas de seguridad sean de largo plazo. En los últimos dos años hemos tenido una pelea constante entre el ministro Berni y la ministra Frederic, se pasaban facturas mutuamente y todos los vecinos están en el medio de esa discusión. Después, por las decisiones respecto a la policía local que tomaron Berni y el gobernador Axel Kicillof, los municipios cada vez tienen menos injerencia en el diagrama de la política de prevención. Los mismos que crearon la policía local allá por el 2014 son los que ahora le sacan funciones. Para que las políticas de seguridad se puedan llevar adelante en el tiempo, se deben mantener los rumbos, acá pasamos de un esquema a otro y una policía que cuando arrancó se capacitó muy mal. En la Legislatura hay que discutir la capacitación, el funcionamiento económico y la necesidad de que haya más policía en la calle y menos en actividades administrativas como pasa ahora. Se estima que hay alrededor de 15.000 policías de un total de 90.000 en tareas administrativas. Para eso hay que llegar a acuerdos entre los partidos políticos y hoy es muy difícil lograr esos diálogos pero espero que en algún momento podamos tener acuerdos, consensos y políticas de Estado.

¿Por qué es difícil el diálogo?

-Para que haya diálogo tiene que haber responsabilidad de todos los actores pero fundamentalmente el quien está ejerciendo la primera magistratura tiene que llevar adelante el diálogo, convocar, discutir pero acá hubo acciones unilaterales por ejemplo cuando se le sacaron los fondos a CABA de un día para otro, con las vacunas también se tomaron decisiones muy desacertadas. Si hubiéramos tenido más vacunas de otros países seguramente no estaríamos llegando a casi 110.000 muertos.Adempas, hicieron una apropiación política de la vacunación propiamente dicha. Es muy difícil sentarse a dialogar cuando se están tomando decisiones perjudiciales de forma unilateral. Cuando empezó la pandemia hubo una foto muy interesante entre Fernández, Larreta y Kicillof. Incluso Mario Negri le dijo a Fernández: “Usted es el presidente, nosotros vamos a acompañar”. Pero lamentablemente por las decisiones que tomó el gobierno nacional, fue muy difícil mantener niveles de diálogo y encima en un momento tan crítico como fue la pandemia, meter temas tan urticantes como fue modificar cuestiones como la elecciones del procurador, o cuestiones ligadas a la Justicia para garantizar la impunidad de funcionarios kirchneristas.

¿No cree que también hubo un sector de la oposición que fogoneó que la gente salga a la calle en momentos difíciles de la pandemia para hacer marchas anticuarentena?

-En realidad creo que más que marchas anticuarentena hubo marchas de reclamo, como las de padres organizamos que  pedían que sus hijos pudieran volver a las clases, reclamos justos de la sociedad. Ojo yo tampoco estoy de acuerdo con los antivacunas, pero sí celebro la movilización que hubo de padres para reabrir las escuelas, o aquellos que tienen hijos con alguna discapacidad y salieron a pedir las vacunas correspondientes.

Me nombraba antes la figura de Facundo Manes. En conversaciones que hemos tenido desde Diagonales Radio con diferentes consultores, todos nos dan por ganador a Diego Santilli en la interna, ¿cree en las encuestas?

-Las encuestas son muy subjetivas y algunas veces hay consultoras que tienen más profesionalismo y pueden determinar mejor los pronósticos. Yo creo que el recorrido de Facundo Manes es de menor a mayor, hace muy poco tiempo definió encabezas la lista junto a Margarita Stolbizer y Emilio Monzó y esto trae un lindo debate porque nosotros veníamos con una preponderancia mayor del PRO tanto en CABA como en la provincia de Buenos Aires y esto hace que la discusión sea mucho más horizontal. Más allá del resultado, después del 12 de septiembre tenemos que estar todos juntos porque se tienen que integrar las listas y enfrentar al Frente de Todos en noviembre. A medida que va pasando el tiempo, Facundo Manes va a ir creciendo porque cae muy bien, lo noto en la calle. Manes plantea temas de coyuntura pero también planes a mediano y largo plazo en materia educativa, del conocimiento, en cómo vincular la educación a las cuestiones laborales y el desarrollo sustentable.

La interna había empezando un tanto caliente, ¿no? Después fue bajando la temperatura

-Sí, hubo algunos cruces. A mi me sorprendió porque de Facundo Manes todos opinaban muy bien y de pronto cuando toma la decisión de encabezar la lista a diputados nacional por la Provincia, ahí empezaron  los cuestionamientos. Pero eso no va a provocar ninguna división. Está garantizada la unidad de Juntos sea cual sea el resultado de la elección.

¿Qué lugar le otorga a la polémica por los festejos en la Quinta de Olivos? ¿Puede tener algún peso en la elección?

-Siento mucha bronca por esto que ha sucedido, porque cuando pasó eso fue cuando el Presidente estaba tomando decisiones drásticas respecto a las restricciones, las escuelas estaban cerradas, muchos comercios no podían abrir, familiares no podían despedir a sus seres queridos. Me cuesta medir la posible repercusión electoral de esto, pero sí creo que devaluó la palabra del Presidente. Hizo una puesta en escena muy importante con el dedo acusador y después nos encontramos con este tipo de acontecimientos, como que ahí en Olivos se puede hacer lo que quieran