La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal estuvo junto a Elisa Carrió y Graciela Ocaña en el living de Susana Giménez. Allí habló de cómo comenzó en política, destacó los logros y se atrevió a reírse de sí misma con la imitación  hacia su persona por parte de Fátima Florez.

“Para mí el principal logro que se dio desde el primer día y la gente puede ver, que tanto Lilita como Graciela representan es que nosotros no somos parte de ninguna mafia en la Provincia de Buenos Aires, después de 28 años que gobernaron los mismos”, lanzó Vidal.

Además destacó que “la inseguridad no va a terminar de un día para otro, pero peleamos de verdad, con compromiso, nos importa la Provincia de verdad”.

Vidal se encargó de cargar culpas sobre sus antecesores y aseguró que “la Provincia tenía mucha soledad, mucho abandono, mucha gente en donde desde hacía años el Estado no entraba, y esto de estar, seguir yendo a las casas, no abandonarlos; más allá de que los cambios llevan tiempo, mostrarles que uno está ahí, y que sabemos lo que les está pasando”.

Respecto a las  encuestas dijo: “las veo, pero las veo cada vez menos. De hecho si fueran por las encuentras, yo no estaría sentada acá como Gobernadora”.

“Nadie creía que podíamos ganar, pero cuando la gente tiene esta necesidad de cambio, y de esperanza en serio, la sostiene a pesar de todo. Acá estamos las tres sentadas (Ocaña, Carrió, Vidal) y la gente sabe quiénes somos, y quiénes las están usando para la presidencia y quiénes de verdad quien a la Provincia. Y el 23 de octubre van a estar ahí defendiendo a los bonaerenses, porque el lunes siguiente quiero ver cuántos quedan para defender a la Provincia”, manifestó.