La situación de las pequeñas y medianas empresas del país se puso en cuestión, cuando desde la asunción de Cambiemos al poder tanto en Nación como en Provincia, comenzaron a tener dificultades a la hora de producir y al momento de pagar las tarifas. Por una mayor apertura comercial, varias empresas, familiares en muchos casos, comenzaron a cerrar o a reducir personal, lo que impacta en los niveles de empleo. El escaso acceso al crédito, los altos impuestos y cuestiones burocráticas relacionadas al ámbito bancario dificultan el crecimiento de un sector fundamental para la economía nacional y bonaerense.

Desde Vicente López, la gobernadora María Eugenia Vidal anunció, junto al jefe comunal Jorge Macri la ampliación de líneas de crédito para PYMES, un cambio en las deudas con ARBA y el lanzamiento de un programa para que las industrias chicas y medianas puedan colocar sus productos en los supermercados bonaerenses y así poder competir con las grandes empresas.

Junto a trabajadores y trabajadoras de la empresa, Vidal aseguró que se trata de "créditos muy blandos a tasas bajas",  ya que "hoy tenemos tasas altas de financiamiento" y contó que "el banco provincia quiere ser el primer banco público que ofrece tasas de financiamiento mucho más bajas".

"Tenemos varias líneas de crédito que estamos poniendo en vigencia con tasas entre el 20 y el 25% con plazos más largos para que las PYMES puedan sentirse acompañadas durante los próximos meses. Esos créditos tienen que ver con compra de materia prima, de insumos de maquinaria pero también con capital de trabajo, también tiene que ver con el descuento de cheques que en muchos casos  lo tienen que hacer a tasas altísimas", agregó Vidal.

En la Provincia hay 265.470 PYMES, según informaron desde la gestión bonaerense, y generan empleo para 4,4 millones de personas. Este número representa el  75% del trabajo privado  a nivel provincial. 

"También queremos ayudarlas desde ARBA, sabemos que muchas PYMES tienen problemas de deudas con la provincia que les impiden operar en sus cuentas bancarias, hoy para poder destrabar esa operación necesitan pagar el 30% de lo que deben por adelantado para poder volver a operar. ARBA va a bajar ese porcentaje al 10% para las PYMES, para que se les haga más fácil", aseguró Vidal en su intervención que duró varios minutos.

En detalle, los créditos que del BAPRO serán tres líneas diferentes. Productivas, sectoriales y de préstamo personal para profesionales y negocios. La primera, con una tasa fija del 25% para la compra de bienes de capital. Entre las sectoriales, la entidad ofrece la "Provincia Verde" con una tasa fija del 24% y destinada a la  promoción de  inversiones eco-sustentables. Finalmente, para aquellos profesionales que inviertan en sus primeros pasos, Vidal anunció que las líneas de créditos serán "a tasas mucho más bajas y plazos mucho más largos que los préstamos personales de los bancos".

Al momento de hablar sobre el presente del país, la Gobernadora aseguró que "son tiempos donde tenemos que tirar todos del mismo carro" y pidió "seguir trabajando en equipo".

Junto a Vidal y Jorge Macri se encontraban el Ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, el de Producción Javier Tizado, el titular del Banco Provincia, Juan Curutchet, entre otros.