Las irregularidades que rodean a la UFI Nº 4 de La Plata parecen no tener fin. Tras los supuestos ataques al fiscal Fernando Cartasegna que hoy se encuentra internado en un neuropsiquiátrico- comenzaron a salir a la luz una serie de desmanejos que van desde decenas de causas paralizadas, hasta la desaparición de drogas, dinero y expedientes.

La semana pasada, a partir de una auditoría realizada en la dependencia, se determinó la "pérdida" de la causa Bru, un caso muy sensible en la ciudad de La Plata que contiene los pasos judiciales y avances en la investigación de más de 20 años, tras la tortuta y desaparición del estudiante de periodismo en manos de la policía bonaerense en 1993.

Sin embargo, esta mañana una comitiva de la Procuración General, que encabeza Julio Conte Grand, se acercó a la UFI Nº 4 y encontró los once cuerpos de la  causa Bru en el armario de Cartasegna, que según informaron fuentes internas a Diagonales- estaba bajo llave. Desde que separó del cargo al secretario de la fiscalía, Leandro Milone, nadie más habría tenido acceso al mueble.

Por su parte, la madre de Miguel, Rosa Bru, había afirmado que la desaparición del expediente "es una verguenza" y deslizó la posibilidad de que todo este desmanejo con la investigación sea "intencional". 

"Nosotros estábamos muy enfrentados a Cartasegna", afirmó Bru y detalló que habían pedido en forma reiterada "que se lo aparte de la causa y él mismo nos dijo que no pensaba renunciar".